Publicidad

OTTAWA, 24 ENERO.- El gobierno de Camerún ha negado haber autorizado a Canadá para liderar las conversaciones de paz destinadas a poner fin al conflicto creciente en el país del centro-oeste de África.

El periódico afiliado al estado, el Cameroon Tribune, ha declarado que el gobierno no había designado “ningún mediador externo” para las negociaciones.

Sin embargo, la oficina de la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, ha afirmado que ya se han llevado a cabo tres reuniones en Canadá con representantes del gobierno de Camerún.

Años de luchas y conflictos han desplazado a casi 800.000 personas en el país. El conflicto ha matado a más de 6.000 personas desde 2017 y ha dejado a 600.000 niños sin acceso pleno a la educación.

Según las Naciones Unidas, ha habido enfrentamientos continuos entre las fuerzas de seguridad del estado y los grupos armados que han causado la muerte y el desplazamiento de civiles, incluidos ataques contra escuelas y niños.

Joly había afirmado la semana pasada que Ottawa había aceptado un mandato del gobierno de Camerún y algunos grupos separatistas para ayudarlos a alcanzar una resolución política integral del conflicto.

Publicidad