Publicidad

Ciudad de México/Bogotá, 14 mar (EFE).- Un video no muestra a “un padre y su hijo” siendo atacados por feministas, sino a un hombre que ayuda a un niño tras verse afectados por el gas lacrimógeno lanzado por la Policía durante una marcha feminista en Colima, México, como contó el propio afectado a EFE Verifica.

Internautas de Facebook, Instagram, X, YouTube y TikTok difunden un video de un niño llorando, mientras lo carga un hombre que dice con los ojos llorosos: “Esto es lo que deberían de grabar. El daño que le están haciendo a los niños, a la gente, a las mujeres”.

Las imágenes se han viralizado ampliamente en los últimos días con mensajes que acusan a manifestantes feministas de atacar a “un padre y su hijo solo por el hecho de ser hombres” y “caminar por una vía pública que ellas habían tomado”.

“Las feminazis pañuelo verde no representan a todas. Ellas solo generan odio, NO son mujeres reales (sic)”, dice una cuenta.

HECHOS: El hombre que aparece en el video ayudaba al hijo de una manifestante después de que fueran afectados por el gas lacrimógeno de una actuación policial en la ciudad de Colima, México, según confirmó él mismo a EFE Verifica.

La gobernadora del estado homónimo, Indira Vizcaíno, confirmó el uso del gas por parte de las fuerzas de seguridad, algo que denunciaron también manifestantes y organismos de derechos humanos.

El protagonista rechaza haber sido atacado por feministas

“Jamás fui atacado por mujeres que estaban en la marcha #8M”, contó a EFE Verifica Ricardo Álvarez, el hombre que aparece en el video.

Álvarez detalló a través de mensajes de WhatsApp que “solo iba de paso” por la marcha cuando lanzaron gas lacrimógeno. Así que se detuvo a ayudar a una compañera a “proteger a su hijo, ya que en una multitud corriendo lo pudieron haber aplastado”.

El perfil de Facebook del hombre, a través del cual se consiguió su contacto, demuestra que es la misma persona que aparece en el vídeo. EFE Verifica obtuvo el enlace de su cuenta gracias al periodista independiente de Colima Oscar Adrián Luna, quien había documentado en X varios momentos de la manifestación.

Contactado a través de X, Luna también le pasó a EFE Verifica el número telefónico de una de las manifestantes, Montserrat Ramírez, quien explicó que muchas mujeres, niñas y niños fueron afectados por el gas. Aunque negó haber visto a Álvarez, señaló que por la ubicación, ella estaba unos metros atrás.

“Estaba también en esta situación de lavarme la cara, de lidiar con el ardor, de compartir el agua que yo traía con otras compañeras para que pudieran lavarse la cara también”, describió.

Publicaciones más antiguas lo vinculan con el gas lacrimógeno

Al rastrear el origen de la grabación en X, es posible encontrar la publicación más antigua disponible del video viral publicada en una cuenta de una mujer que acudió a la marcha del 8 de marzo en Colima, según varias imágenes que subió ese mismo día.

Junto al contenido escribe: “Este 8M el Gobierno del Estado de Colima encabezado por una mujer de Morena nos lanzó gas lacrimógeno sin importar que había infancias, mujeres embarazadas, adultos mayores”.

La cuenta comparte un video de la misma escena desde otro ángulo, en el que se puede observar cómo el hombre le vierte leche a los ojos del niño. Luna comparte otro en el que el hombre aparece cerca de un grupo de niñas vestidas de lila y con pancartas feministas que están siendo atendidas con agua y leche.

Uso de gas lacrimógeno para disuadir la protesta

Fuentes de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Colima señalaron a EFE Verifica que documentaron el uso de gas lacrimógeno proveniente del Palacio de Gobierno, donde se congregaron las manifestantes el 8 de marzo.

Indicaron que cuentan con pruebas como videos de distintas bombas de gas lanzadas desde el interior del edificio, así como varias denuncias de asistentes que fueron afectadas por su inhalación.

Por el contrario, rechazaron que existan reportes de ataques por parte de las “manifestantes hacia elementos de seguridad pública”.

La gobernadora del estado de Colima, Indira Vízcaíno, reconoció el día después de la marcha haber revisado “minuciosamente los videos y todos los elementos disponibles de lo sucedido ayer por la noche en el exterior de Palacio de Gobierno” y dijo no haber encontrado “ninguna evidencia que justificara el uso del gas lacrimógeno”.

En consecuencia, decidió “separar de su cargo al subsecretario operativo de la Secretaría de Seguridad Pública, quien fue quien tomó las decisiones equivocadas”, según informaba en la misma publicación de Facebook.

En conclusión, un video no muestra a “un padre y su hijo” siendo atacados por feministas, sino a un hombre que ayuda a un niño tras verse afectados por el gas lacrimógeno lanzado por la Policía durante una marcha feminista en Colima, México, como contó el propio afectado a EFE Verifica.

Publicidad