Publicidad

Redacción deportes, 4 feb (EFE).- El estadounidense Noah Lyles, en los 60 lisos, y el etíope Lamecha Girma y la española Marta García, en los 3.000 metros, fueron algunos de los grandes protagonistas este domingo del Gran Prix New Balance de Boston, del circuito oro de World Athletics de pista cubierta.

Fotografía de archivo en la que se registró al atleta etíope de semifondo Lamecha Girma, en Barcelona (España). EFE/Alejandro García

El hombre más rápido en 2023, el estadounidense Noah Lyles, campeón del mundo de 100 y 200, ganó sin oposición su primera carrera del año con un registro de 6.44 que fue récord del mitin y su mejor marca personal -anteriormente 6.51- en la distancia. Además se colocó líder mundial de la distancia a menos de un mes del Mundial bajo techo de Glasgow.

Fotografía de archivo en la que se registró a la atleta española de semifondo Marta García, en Madrid (España). EFE/Kiko Huesca

Otro de los atletas que brilló en Boston fue el etíope Lamecha Girma, tres veces subcampeón del mundo de 3.000 obstáculos, que demostró su gran superioridad en los 3.000 ganando con un tiempo de 7:29.09 -récord del mitin-, con más de diez segundos de ventaja sobre el keniano Edwin Kurgat, segundo con 7:39.38.

Una semana después de batir el récord de España de 5.000 en pista cubierta en el John Thomas Terrier Classic, también en Boston, Marta García batió su segunda plusmarca nacional bajo techo. En esta ocasión fue en los 3.000 metros tras parar el crono en 8:38.34, rebajando los 8:40.98 de Marta Domínguez del 10 de marzo de 2001 en Lisboa.

Marta García participó en una carrera muy rápida en la ciudad estadounidense que se adjudicó Jessica Hull con 8:24.93, récord nacional de Australia. Ella fue octava en la final y logró la mínima en la distancia para el Mundial de pista cubierta de Glasgow (Escocia).

En los 1.500 compitieron dos españoles, el granadino Ignacio Fontes y el leonés Saúl Ordoñez.

Fontes concluyó sexto con 3:37.59, mínima RFEA para el Mundial, y Ordoñez se retiró tras quedarse descolgado. El triunfo para el estadounidense Hobbs Kessler, campeón del mundo de ruta, que paró el crono en 3:33.66, su mejor marca personal, justo por delante del favorito, el británico Jake Wightman, segundo con 3:34.06, también con la mejor marca personal.

Los 1.000 metros los dominó por completo el campeón del mundo al aire libre de 800, el canadiense Marco Arop, que corrió solo gran parte de la carrera hasta entrar en meta en 2:14.74, récord nacional.

El español Mariano García, vigente campeón del mundo de pista cubierta de 800, acabó fuerte la carrera aunque no le dio para pelear por el podio. Concluyó quinto con 2:17.97, cerca de su récord personal en la distancia: 2:17.51.

Otra española, Lorena Martín, concluyó quinta los 800 metros con 2:02.03, a solo tres centésimas de la mínima RFEA para el Mundial de pista cubierta de Glasgow.

En los 60 vallas masculinos, el estadounidense Grant Holloway, campeón del mundo de pista cubierta en Belgrado 2022, ganó con 7.35 y se puso como líder del año en la disciplina por delante de su compatriota Trey Cunningham, segundo con 7.49.

La final de los 60 vallas femeninos se la adjudicó la joven estadounidense Tia Jones, de 23 años, que registró 7.72, tres centésimas menos de los 7.75 de la nigeriana Tobi Amusan, campeona del mundo al aire libre en los 100 vallas en Eugene 2022.

El mitin se cerró con los 1.500 femeninos, que se disputaron hasta la última vuelta la etíope Gudaf Tsegay, campeona del mundo bajo techo en 2022, y su compatriota Birke Haylom. El triunfo fue para Tsegay, que llegó a los últimos cincuenta metros con una marcha más que su rival y paró el crono en 3:58.11, récord del mitin.

Las dos españolas en la carrera, Esther Guerrero y Marta Pérez, concluyeron quinta (4:07.67) y octava (4:08.40), respectivamente, tras ir toda la prueba en el grupo perseguidor de las dos atletas etíopes.

Publicidad