Santiago de Chile, 31 oct (EFE).- Una nueva encuesta situó este domingo en primer lugar en la carrera presidencial en Chile al ultraderechista José Antonio Kast, con un 22,2 % de preferencia, por delante del que hasta ahora el favorito, el izquierdista Gabriel Boric, que obtendría un 17,4 %.

El sondeo Pulso Ciudadano, realizado por la encuestadora Activa entre el 25 y el 29 de octubre, colocó a la democristiana Yasna Provoste en tercer lugar (9,5 %) y, como gran sorpresa, al oficialista y exministro Sebastián Sichel en quinto lugar (6,9 %).

En cuarto lugar estaría el economista liberal Franco Parisi, mientras que los últimos puestos serían para el progresista Marco Enríquez-Ominami (4,8 %) y Eduardo Artés, del movimiento de ultraizquierda Unión Patriótica (1,6 %).

No es la primera encuesta que muestra a Kast como primera preferencia, adelantando a Boric, diputado y exlíder estudiantil que representa a la colación Apruebo Dignidad, integrada por el Frente Amplio y el Partido Comunista, entre otros partidos.

Según los analistas, los desmanes durante las protestas o la reciente crisis migratoria son algunas de las razones por las que se ha visto favorecido Kast, que ha diseminado un fuerte discurso en favor del orden público y de endurecer las fronteras.

El actual líder el Partido Republicano, formación que tiene apenas dos años de recorrido, obtuvo en las elecciones de 2017 un 7,9 % de los votos como candidato independiente.

Pese a que él no se define como de ultraderecha, sus lineamientos sobre migración o derechos sociales han llevado a muchos expertos a tildarlo como tal y a relacionarlo con líderes como el brasileño Jair Bolsonaro.

El sondeo, basado en 2.027 entrevistas con un error muestral de un +/- 2,2 %, confirma además la tendencia a la baja de Sichel, exministro del presidente Sebastián Piñera y quien esta semana denunció “chantajes” por parte de su propia coalición oficialista para virar a la derecha ante el fulgurante ascenso de Kast.

Pese a la relevancia de las elecciones, menos de la mitad de los chilenos tiene clara su preferencia, según el Centro de Estudios Públicos (CEP), en un país con voto voluntario y una abstención crónica que en los últimos comicios (regionales) superó el 80 %.

En el caso de que ninguno de los candidatos logre más de la mitad de los votos en los comicios del 21 de noviembre -algo que se da casi por sentado-, se celebrará una segunda vuelta el 19 de diciembre.

La persona que llegue a La Moneda (sede de Gobierno) tendrá que reencauzar un país que vivió en 2019 graves protestas e implementar las normas de la nueva Constitución, que se comenzó a redactar el pasado julio y que debe ser refrendada en un plebiscito de salida, previsiblemente en 2022.

Publicidad