Publicidad

Rialp (Lleida), 20 mar (EFE).- El vasco Mikel Landa (Soudal Quick-Step) aseguró este miércoles tras terminar segundo en la tercera etapa de la Volta Ciclista a Cataluña, por detrás del líder Tadej Pogacar (UAE Team Emirates), que “es una pena” que “la victoria esté tan difícil”, debido a la calidad del esloveno.

“Estoy contento. Mi objetivo hoy era sacar un poco más de ventaja al tercero (en la general) y lo he conseguido. Es una pena que esté Pogacar y la victoria esté tan difícil”, aseguró el alavés desde la estación de esquí de Port Ainé.

Landa, que cruzó la meta 48 segundos después de Pogacar y terminó la jornada a 2:27 del líder de la general, confesó que, sin importar si sentía “bien o no”, “tras el día de ayer había que probar” un ataque en el ascenso final.

“Si no movíamos nosotros (el pelotón), no sé quién podía ser”, añadió el líder del Soudal Quick-Step, que lanzó un ataque a 7,4 kilómetros de la meta que provocó el contraataque de Pogacar, una reacción que ya se esperaba.

“Sabía que se iba a calentar. Tenía esperanza poderme ir con él y quizás aguantarle hasta más cerca de la meta, pero desde un principio no podía”, admitió.

Publicidad