Publicidad

Berlin, 24 ene (EFECOM).- La empresa de ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn (DB) advirtió hoy de “afectaciones masivas” en el tráfico ferroviario en toda Alemania por la huelga de advertencia de seis días convocada por el sindicato de maquinistas GDL, que comenzó esta madrugada en el transporte de pasajeros y ayer por la tarde en el de mercancías.

“La huelga de seis días del sindicato de maquinistas GDL ha comenzado. Es ya la cuarta huelga en esta ronda de negociación colectiva y la más larga en la historia de DB”, declaró el portavoz de la empresa, Achim Stauß.

En su página en internet, la empresa de ferrocarriles informa de que los servicios mínimos para el transporte de pasajeros de DB comenzaron esta mañana según lo previsto.

“La huelga de GDL causará trastornos masivos en todo el tráfico de larga distancia y regionales hasta el lunes inclusive”, advierte, y agrega que con los servicios mínimos DB da a sus clientes una oferta de viajes muy reducida, pero fiable”.

El portavoz de la compañía precisó que para el tráfico de larga distancia la empresa ha puesto a circular trenes ICE (IntercityExpress, de alta velocidad) extralargos para poder ofrecer a los pasajeros el mayor número posible de plazas.

También en el transporte regional la oferta está muy restringida, aunque el impacto de la huelga varía mucho de una región a otra, añadió.

El paro también está teniendo un enorme impacto en los servicios de transporte de mercancías de DB Cargo, que comenzó en la tarde de ayer, y por el que ya se tuvieron que suprimir varios trenes.

“Es de temer que la huelga de GDL provoque un descenso significativo de los volúmenes y que muchos clientes desplacen la mayor cantidad posible de mercancías a los camiones y a la carretera”, advirtió.

Aseguró que desde DB Cargo se está haciendo todo lo posible para que los trenes de mercancías relevantes para el suministro, por ejemplo para centrales eléctricas o altos hornos, lleguen a los clientes.

Agregó que DB ha manifestado hasta el último momento su disposición a negociar con GDL para evitar la huelga, “en interés de los pasajeros, pero también de la economía alemana”, pero lamentó que el sindicato “sigue negándose a negociar y escalando la situación”.

Señaló que ayer por la tarde GDL presentó una propuesta de acuerdo que, no obstante, “no es más que una repetición de las conocidas reivindicaciones máximas que así no pueden aplicarse”.

“GDL no nos ha hecho ni una sola concesión como empresa ferroviaria. Esto demuestra la necesidad de volver de una vez a la mesa y buscar soluciones y compromisos”, dijo.

Publicidad