Publicidad

Doha, 21 nov (EFE).- Guillermo ‘Memo’ Ochoa, portero de México, vive el que es su quinto Mundial, igualando el máximo de cualquier futbolista en la historia, y se puso metas altas ya que espera que este sea “diferente” y por ello “el mejor de todos”.

El portero de la selección mexicana de fútbol Guillermo Ochoa durante la rueda de prensa ofrecida este lunes en Doha. EFE/José Méndez

“Al estar en mi quinto Mundial, soy un afortunado y un privilegiado. Estar aquí nunca es sencillo para un futbolista; hay grandes jugadores que no tienen la oportunidad de vivir un Mundial en su carrera. Vivir cinco ha sido maravilloso, magnífico. Quiero que sea un Mundial distinto, diferente; el mejor de todos”, dijo en rueda de prensa.

El portero de la selección mexicana de fútbol Guillermo Ochoa durante la rueda de prensa ofrecida este lunes en Doha. EFE/José Méndez

“Cada Mundial tiene su historia y su valor. El de 2014 significó mucho para mí, al ser mi primer partido tras esperar dos en la banca. Y el 0-0 contra Brasil fue muy importante para mí carrera; y en la calle la gente me lo sigue recordando. Ojalá dejemos otra imagen bonita en este Mundial”, amplió.

“Nosotros nos hemos enfocado a lo nuestro. A tener autocrítica dentro del grupo y mejorar internamente. Somos los primeros en querer mejorar cada vez que un partido no nos sale bien. Nos gusta ganar y nos gusta ganar jugando bien. Queremos que la gente se sienta contenta de este tipo de juego. El ‘Tata’ nos ha aportado tranquilidad por la experiencia internacional que tiene; nos da calma para los entrenamientos y los partidos”, completó.

‘Memo’ criticó a la labor de prensa de su país. “Esa presión mediática en México, depende cómo lo tomes; qué tanto caso le hagas, veas o leas. Somos un país de mucho fútbol donde a todas horas hay programas de radio, de televisión, muchos diarios deportivos… La tendencia ha sido el detonante de los clicks, los RT… de ver quién gana esa competencia. Ya no se habla de lo deportivo. Se ha vuelto un ‘show’ alrededor del fútbol”, dijo.

“Noto al grupo con ilusión de comenzar el Mundial. Hay mucha gente joven que no tiene experiencia en un Mundial, pero tienen detrás algunos la experiencia de los Juegos Olímpicos y muchos partidos con la selección nacional. La ansiedad de ese primer partido y primer Mundial siempre va a estar ahí, en lo personal también porque los nervios del primer juego los tenemos todos. Con muchas ganas de que llegue el inicio porque lo que queremos es jugar”, analizó sobre la situación del equipo después de todas las críticas que ha recibido la ‘tri’.

Además, ‘Ochoa’ será una parte fundamental para unir al grupo y que los nervios se reduzcan.

“Parte de lo que me corresponde es darle normalidad a las cosas, que no es sencillo. Dar esa tranquilidad en el día a día, en los entrenamientos; porque en un Mundial es muy fácil que los nervios se disparen. Hay que ayudar a los demás dándoles un equilibrio emocional en todo momento”, comentó.

El arquero recibió de buen grado las alabanzas del guardameta polaco Wojciech Szczesny que le calificó como “un auténtico genio”.

“Con agradecimiento, el que reconozcan tu trabajo y tu labor a nivel mundial significa que he hecho un buen trabajo y regularidad. Que lo diga Szczesny que ha estado en equipos de primer nivel, se agradece. Esto te motiva como jugado y te da energía para seguir trabajando y estar al máximo nivel”, dijo.

“Ha tenido por delante de él arqueros históricos que le han enseñado mucho. Es de gran nivel y siempre le ha dado un buen respaldo a su equipo”, completó.

Ochoa se enfrentará a un gran reto el martes: dejar a cero a Robert Lewandowski.

“Tenemos que enfocarnos en no darle opciones. Claro que necesita de sus compañeros para que le surtan de ocasiones de gol, y eso tenemos que tenerlo en cuenta para mañana. El plan es quitarles el balón y mantenerlos lejos de la portería. Va a ser un rato importante para mí y para todos mis compañeros”, aseguró.

Publicidad