Por Maan Alhmidi

TORONTO, 04 NOVIEMBRE.- Ontario está pidiendo al gobierno federal que duplique el número de inmigrantes permitidos en la provincia bajo un programa destinado a impulsar la fuerza laboral calificada.

El ministro de Trabajo, Monte McNaughton, dice que la provincia enfrenta una importante escasez de mano de obra que se ha intensificado por el impacto de la pandemia de COVID-19. 

Él dice que duplicar el número de inmigrantes permitidos bajo el Programa de Nominados para Inmigrantes de Ontario de 9,000 a 18,000 al año ayudará a abordar esa escasez.

El número de puestos vacantes en Ontario ha aumentado de 234.000 en octubre del año pasado a casi 316.000 puestos vacantes el mes pasado, según Statistics Canada.

Si bien todas las industrias están lidiando con una escasez de mano de obra, en el segundo trimestre de este año quedaron vacantes 38.000 puestos de trabajo en el sector de la salud, 29.000 en los servicios alimentarios, 24.000 en la manufactura y 21.000 en la construcción. 

McNaughton dice que se comunicó recientemente con el recién nombrado Ministro de Inmigración federal, Sean Fraser, para pedirle que aumente la cantidad de trabajadores calificados a los que se permite ingresar a Ontario en virtud del programa. 

“Estamos pidiendo al nuevo ministro y al gobierno federal que lo dupliquen y lo hagan lo más rápido posible”, dijo McNaughton.

La inmigración es uno de los impulsores económicos clave del crecimiento de Ontario, uno que se puede utilizar estratégicamente para llenar brechas críticas en la oferta de mano de obra y, en última instancia, crear más puestos de trabajo en nuestras comunidades”.

Un portavoz del ministro federal de inmigración dijo que Ontario recibe el mayor número de inmigrantes económicos entre todas las provincias y territorios.

“Actualmente estamos revisando la solicitud de Ontario para aumentar el número de recién llegados bajo el (programa) a medida que finalizamos el plan de niveles de inmigración del próximo año”, dijo Alexander Cohen.

El Programa de nominados para inmigrantes de Ontario permite que los trabajadores extranjeros calificados y los estudiantes internacionales se postulen al gobierno de Ontario para ser nominados para la residencia permanente en la provincia, pero el gobierno federal toma la decisión final sobre la aprobación de las solicitudes. 

La provincia nomina a personas que tienen las habilidades y la experiencia necesarias en Ontario. 

McNaughton dijo que el programa tenía capacidad para 6.750 inmigrantes cuando los Conservadores Progresistas llegaron al poder en 2018. Dijo que ha trabajado con el gobierno federal para aumentar esa cifra a unos 9.000 inmigrantes este año. 

Ontario quiere más control sobre la cantidad de inmigrantes permitidos bajo el programa, así como el proceso de selección, dijo McNaughton. Actualmente, los trabajadores de la salud y los que trabajan en oficios especializados son los más necesarios en Ontario, dijo. 

“Hay decenas de miles de canadienses nuevos que vienen aquí a través del gobierno federal, y queremos tener más control sobre ese proceso de selección”, dijo. 

Queremos un sistema eficiente y eficaz que hará un trabajo más eficaz para suplir esta escasez de mano de obra”.

McNaughton dijo que Ottawa también debería proporcionar más fondos para los esfuerzos de reconocimiento de credenciales extranjeras, mejorar el programa de trabajadores extranjeros temporales y ayudar a garantizar que los estudiantes internacionales permanezcan en la provincia después de graduarse en Ontario.

Cohen, del departamento federal de inmigración, dijo que Ottawa se ha comprometido a trabajar en esos temas.

Estamos de acuerdo con el ministro McNaughton en que estos tres temas son esenciales para fortalecer nuestro sistema de inmigración para que pueda continuar apoyando la recuperación a corto plazo y la prosperidad a largo plazo de Ontario”, dijo. 

Un estudio reciente del Conference Board de Canadá encontró que los programas de inmigración económica tienden a traer inmigrantes altamente educados y altamente calificados al país, pero la pandemia ha demostrado que también se necesitan trabajadores esenciales en el mercado laboral. 

“El sistema de inmigración económica de Canadá tiene un fuerte enfoque en inmigrantes altamente educados, pero esto no siempre se corresponde con la demanda laboral en sectores esenciales”, dijo el estudio publicado el lunes. 

Encontró que varias industrias, incluidas la manufactura, la agricultura, el comercio minorista y los servicios alimentarios, dependen de trabajadores temporales e inmigrantes sobrecalificados. 

“La dependencia excesiva de los trabajadores temporales y la sobrecualificación generalizada son riesgos para la resiliencia de los sectores esenciales“, concluyó el estudio.

“Una de las formas de mitigar estos riesgos es proporcionar las vías para que los residentes permanentes tengan las habilidades, la experiencia y la capacitación adecuadas para trabajar en ocupaciones esenciales”.

Este informe de The Canadian Press se publicó por primera vez el 4 de noviembre de 2021. 

Publicidad