Publicidad

Toronto, 14 de mayo – En un esfuerzo por combatir el robo de automóviles y las carreras callejeras, el gobierno de Ontario ha propuesto cambios significativos a la Ley de Tráfico en Carreteras. El Ministro de Transporte, Prabmeet Sarkaria, y el Procurador General, Michael Kerzner, anunciaron en una conferencia de prensa que los reincidentes de robo de autos podrían enfrentar prohibiciones prolongadas de licencias.

Para una primera condena por robo de automóvil que incluya violencia o sea motivada por ganancia financiera, se propone una suspensión de licencia de 10 años. Esta sanción aumentaría a 15 años para una segunda infracción y podría llegar a una prohibición de por vida en caso de una tercera condena.

Sarkaria destacó la frecuencia alarmante de estos crímenes, indicando que un automóvil es robado en Ontario cada 14 minutos. Las estadísticas de Toronto revelan que en 2023, un vehículo fue robado cada 40 minutos en la ciudad, y este año la cifra ha aumentado significativamente.

Además de las medidas contra el robo de autos, el gobierno también endurecerá las penas para los corredores callejeros. Una primera condena podría resultar en una suspensión de licencia de al menos un año, con la posibilidad de perder la licencia permanentemente tras una tercera condena.

Estas propuestas llegan en un momento donde Ontario ha visto un incremento en las suspensiones en carretera por carreras callejeras y maniobras peligrosas, con 12,000 casos reportados en 2023, el número más alto desde la pandemia de COVID-19.

El gobierno provincial presentará esta legislación el jueves, buscando enviar un mensaje claro de que están tomando medidas serias para asegurar la seguridad en las comunidades.

Publicidad