Asunción, 14 oct (EFE).- El Gobierno de Paraguay anunció este jueves la clausura del penal de Pedro Juan Caballero, frontera con Brasil, tras el allanamiento de la “celda vip” de un jefe narco en el marco de la investigación del atentado que costó la vida a cuatro personas en esa ciudad.

Funcionarios de esa cárcel, con una población de 865 presos, ya habían sido apartados del cargo tras la fuga el pasado año de 76 internos, en su mayoría integrantes del Primer Comando Capital (PCC), el principal grupo criminal brasileño.

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, dijo que el cierre implica la intervención por 30 días del centro y la investigación administrativa y penal a la dirección del mismo.

Con base en la medida quedan suspendidos los ingresos de nuevos reos y las visitas, mientras se ultima el plan para la reubicación en otras cárceles del país de reclusos relacionados con condenas por narcotráfico, tráfico de armas y lazos con el crimen organizado, explicó Pérez en rueda de prensa.

“Vamos a dejar a la mitad de la población en el penal de Pedro Juan Caballero”, dijo la ministra, quien añadió que espera que en periodo no muy largo se cierre definitivamente.

El anuncio se hizo tras el allanamiento de la celda de Faustino Aguayo, presunto cerebro de un esquema de tráfico de narcotráfico que en mayo de este año se entregó a las autoridades, luego de la incautación en 2019 de cargas de cocaína que sumaron tres toneladas, según el informe de la Secretaria Nacional Antidrogas (Senad).

Pérez aclaró que el ministerio había solicitado otra cárcel para Aguayo, pero que fue remitido a Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, por una orden judicial.

Aguayo, al que se incautaron tres teléfonos celulares, estaba con una mujer que le había visitado a la celda, que contaba con televisión y aire acondicionado, de acuerdo con el resultado del procedimiento del Ministerio Público.

Al respecto, la ministra dijo que las “celdas vip” son resultado de la corrupción”, aunque precisó que la decisión de clausurar el centro está también motivado por su historial.

En ese sentido mencionó la fuga masiva de miembros del PCC a través de un túnel, en una evasión que contó con la complicidad de guardias y funcionarios, según reconocieron entonces las autoridades.

Hay 36 funcionarios pendientes de juicio por esa fuga, además de un centenar de todo el sistema penitenciario sumariados o con causas abiertas por otros hechos de corrupción.

El allanamiento de la celda de Aguayo se da días después de un atentado en Pedro Juan Caballero en el que murieron cuatro personas, entre ellas la hija del gobernador del departamento de Amambay, Ronald Acevedo.

Hasta la fecha hay seis detenidos por ese hecho, que según la Policía apunta a sicarios del narcotráfico, sin descartar la autoría intelectual de Aguayo.

El objetivo habría sido el único varón del grupo, que murió junto a la hija de Acevedo y otras dos jóvenes de nacionalidad brasileña, cuando habían subido a un vehículo al salir de un local de eventos festivos.

Pedro Juan Caballero es una de las zonas de la Triple Frontera con presencia del PCC, cuyos miembros encarcelados reclutan a “soldados” paraguayos en las prisiones.