Publicidad

Guayaquil (Ecuador), 5 dic (EFE).- El peruano Paolo Guerrero, de Liga de Quito, el colombiano Jeison Medina, del Aucas y el uruguayo Jesús Trindade, de Barcelona, marcaron la diferencia en Ecuador, y contribuyeron con sus goles y actuaciones para que sus equipos se clasificaran a la Copa Libertadores del 2024.

Guerrero, que se vinculó a Liga en julio pasado, llevó al Rey de Copas de Ecuador a adjudicarse el título de la reciente Copa Sudamericana y con un cierre brillante de la segunda fase, lo condujo para que dispute la final por el título local de este año ante el Independiente del Valle.

La actuación del “depredador” peruano valió para levantar el nivel de juego de su equipo, que se perfila como el favorito para adjudicarse el título en los enfrentamientos de ida y vuelta contra el Independiente, entre el 10 y 17 de diciembre.

El Rey de Copas de Ecuador saldrá por el título, en forma invicta en los últimos 9 partidos, pues la última ocasión que perdió fue por la sexta fecha por 1-0 ante Barcelona.

Después ganó ocho partidos y empató uno, contra las tres derrotas y un empate de local que ha sufrido recientemente el cuadro del Valle.

El “gladiador”, como también le dicen al colombiano Medina, reforzó al Aucas en la segunda fase y, con sus 8 goles anotados en cinco de las seis victorias, incidió para que el campeón del año pasado, Aucas, se clasificara a la fase previa o de repesca de la Libertadores 2024.

Los goles del atacante, de 28 años, valieron para maquillar la irregular campaña del Aucas, que se quedó sin el entrenador que lo dejó campeón en 2022, el venezolano César Farías, suspendido por 14 meses para dirigir en Ecuador por agredir a dos jugadores en junio pasado.

Tras la salida de Farías, por golpear a los argentinos Juan Ruiz Gómez y Bryan Oyola de Delfín, fue reemplazado por el entrenador colombiano Santiago Escobar.

Además de las complicaciones técnicas, el Aucas también soportó bajones futbolísticos pronunciados en el nivel de juego de varios jugadores.

Previo a la última fecha, la plantilla no se entrenó, según publicaciones en la redes sociales, porque reclamaban justicia para cuatro de sus compañeros, a los que la administración del Aucas, presuntamente, no les habría cumplido con el pago de sus sueldos.

A través de un comunicado, los directivos del club señalaron que se había sancionado a tres jugadores por “comportamientos que no reflejan los valores del club”, por lo que los dos goles de Medina para el triunfo de ayer, domingo, por 1-2 sobre Orense, incidieron para la clasificación a la Libertadores.

Mientras que la vinculación del uruguayo Trindade a Barcelona, a comienzo de la segunda fase, le dio la armonía al juego que había perdido el equipo en la mitad de la cancha.

Rápidamente, el jugador de 30 años, marcó una gran diferencia para darle estabilidad al bloque defensivo de su nuevo equipo, y dio claridad el accionar ofensivo de Barcelona que, solo fue superado por la sobresaliente campaña con la que ganó Liga de Quito la segunda fase.

Por lo que Barcelona acumuló 58 puntos en los 30 partidos que disputó en la actual temporada, cuatro menos que el Rey de Copas de Ecuador, siendo Trindade uno de los responsables para que su cuadro se haya clasificado a la fase de Grupos de la próxima Libertadores.

Publicidad