Publicidad

Asunción, 14 mar (EFE).- El presidente del Partido Liberal Radical Auténtico de Paraguay (PLRA), Hugo Fleitas, entregó este jueves una nota dirigida al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la que denuncia al Gobierno del presidente Santiago Peña por un presunto “copamiento de las instituciones democráticas”.

Según el documento hecho público por el PLRA, desde el inicio del gobierno, en agosto de 2023, el “proyecto hegemónico lleva adelante el copamiento de las instituciones democráticas y republicanas que garantizan la vigencia del Estado de derecho”.

La nota advirtió de la presencia de un supuesto “proyecto autoritario” que pretende “acallar a voces críticas” de políticos, actores sociales o culturales.

Entre las “políticas antidemocráticas” el documento mencionó la destitución de la exsenadora de oposición Kattya González, quien perdió su curul en febrero pasado con 23 votos del gobernante Partido Colorado y sus aliados.

Además, calificaron de “inconstitucional” el nombramiento que hizo Peña en noviembre de 2023 de Alicia Puchetta como represente del Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, el ente encargado de la elección de los jueces y fiscales.

Puchetta fue vicepresidenta del exmandatario Horacio Cartes (2013-2018) durante los últimos tres meses de su gobierno.

La nota denunció también que supuestamente Cartes “constituye el poder en la sombra, siendo el mentor principal de todo este esquema en su afán de modificar la constitución, en breve plazo, para incluir la reelección presidencial”.

A propósito de la nota, Hugo Fleitas mantuvo una reunión con el representante de la OEA en Paraguay, Pablo Martínez, a quien denunció supuestos “atropellos a la institucionalidad” cometidos por el Gobierno de Peña.

El político dijo en el canal Mega TV que solicitó al delegado que “observe cómo se van desarrollando los acontecimientos en el Paraguay”.

Este encuentro se dio a pocos días de la imputación del expresidente de Paraguay Mario Abdo Benítez (2018-2023) y sus exfuncionarios, dentro de lo que se describió como “un esquema que aspiraba a generar investigaciones penales en contra de figuras contrarias a su movimiento dentro del Partido Colorado”, entre ellas el exmandatario Horacio Cartes y el actual presidente, Santiago Peña.

Publicidad