Publicidad

Asunción, 7 dic (EFE).- El presidente de Paraguay, Santiago Peña, viajó este jueves a Brasil para participar en el encuentro de gobernantes de la LXIII Cumbre del Mercosur, en la que su país recibirá de manos del país anfitrión la presidencia pro tempore de ese mecanismo de integración económica.

Peña, que fue investido el pasado 15 de agosto, participará en su primera cumbre regional como gobernante.

Ya había asistido, en julio pasado, junto al entonces mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez (2018-2023), a la cumbre semestral del Mercado Común del Sur (Mercosur), que tuvo lugar en la localidad argentina de Puerto Iguazú.

Uno de los temas en la agenda de esta cita es la negociación entre el bloque sudamericano -integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- y la Unión Europea (UE) para cerrar un acuerdo comercial.

La UE y Mercosur firmaron el Acuerdo de Asociación Estratégica el 28 de junio de 2019, tras dos décadas de conversaciones, pero desde entonces están negociando un anexo que certifique la protección del medioambiente por parte de los países latinoamericanos, ante la demanda de varios países europeos, principalmente Francia.

Al respecto, Peña dijo el lunes que su país ya mira “para otro lado” y destacó que el Mercosur sellará el jueves un tratado con Singapur.

De igual forma, el gobernante adelantó que pedirá a sus colegas de Mercosur liderar como presidente pro tempore las conversaciones con los Emiratos Árabes Unidos con vistas a un acuerdo comercial y concluirlas “en la brevedad posible”.

Este miércoles, al intervenir en la sesión del Consejo del Mercado Común, que reunió en Río de Janeiro a los titulares de Exteriores y Economía, el canciller paraguayo, Rubén Ramírez Lezcano, avisó que su país no dará continuidad a las negociaciones comerciales con la UE, si no observan “las flexibilidades necesarias para avanzar”.

En su intervención, divulgada por la Cancillería por escrito, reconoció que, bajo la presidencia pro tempore brasileña, que finaliza este jueves, se han realizado “ingentes esfuerzos” para concluir las negociaciones con los Veintisiete.

Pese a todo, aseguró que Paraguay continuará “trabajando” y tratando de “encontrar las flexibilidades y el balance” que les permita firmar el acuerdo de libre comercio con la UE.

Aunque por otro lado adelantó que se centrarán más en estrechar lazos con países de “Oriente Medio y Asia”.

Publicidad