Miami, 30 sep (EFE).- Las historias de los latinos, independientemente de su origen, edad y clase social coinciden en describir retos que han podido superar gracias a la combinación infalible de perseverancia, resiliencia y esfuerzo.
Son valores que han sido pasados de generación en generación y que han sido esenciales para no sucumbir a obstáculos tan grandes como la pandemia del coronavirus, entre muchos otros.
Kateryn Ferreira, supervisora de relaciones con la comunidad de la red de hospitales de la ciudad de Nueva York, es un buen ejemplo de ello. Ella asegura que heredó de su madre “la fuerza para trabajar, estudiar y poder ayudar a la comunidad en esto tan duro que hemos vivido”.
Criada por una madre soltera de origen dominicano, quien “trabajaba todo el día” para poder mantenerla a ella y a su hermana, esta joven latina tuvo que terminar sus estudios profesionales mientras trabajaba a tiempo completo para poder pagarlos.
Y Ferreira acudió a esa misma perseverancia latina para responder al desafío de, recién terminado su máster en Salud Pública, recibir la misión en junio de 2020 de encabezar un equipo de 10 especialistas encargados de crear relaciones con la comunidad y rastrear los casos de covid-19 para atajar la propagación del virus.
“Siento un gran orgullo de poder decir que somos parte de la reducción radical de contagios en Nueva York”, expresa Ferreira con satisfacción. Y no es para menos, cuando comenzó su labor, la Gran Manzana era el epicentro de la pandemia a nivel mundial.
La perseverancia que Ferreira llama “fuego” ha sido también lo que ha hecho que los latinos contribuyan activamente a la recuperación del país al aportar 2,6 billones de dólares anuales a la economía nacional.
Según Latino Donor Collaborative (LDC), la participación de la comunidad hispana crece un 72 % más rápido que el producto interior bruto (PIB) de los no latinos cada año.
Incluso, ha sido el motor detrás de la capacidad de los latinos para renacer de manera personal, profesional y financiera cada vez que les ha tocado comenzar de cero.
Fue lo que le ha sucedido a la empresaria Ana Flores, fundadora y directora ejecutiva de #WeAllGrow Latina, la primera red de “influencers” y emprendedoras latinas, que dice que los hispanos saben bien lo que es “tener ante sí retos que parecen insuperables y hacen lo imposible para salir adelante”.
RETOS MAYÚSCULOS
La empresaria de origen salvadoreño, que puede presumir además de ser creadora del exitoso blog “Spanglish Baby”, se enfrentó a la posibilidad de tener que cerrar su empresa llamada #WeAllGrow Latina en 2017.
“Fue uno de los momentos más duros de mi vida”, recuerda Flores, quien también debió apelar a la perseverancia latina para cambiar el modelo de su negocio como también adaptarse a los momentos difíciles que el año 2020 trajo a mucho de empresarios.
Ese 2020 Flores se vio obligada a cancelar la conferencia más grande que hasta la fecha había organizado, #WeAllGrow Summit, debido a las restricciones impuestas durante la pandemia.
“Hemos creado una comunidad que ha desafiado y derribado estereotipos sobre quiénes somos y cómo somos. Es en lo que pensaba cada vez que tenía ganas de rendirme”, reveló. Por eso, para ella “la perseverancia es sinónimo de latina”.
“Es algo que está en nuestra sangre. El saber que no hay desafío que no podemos superar”, dijo la emprendedora.
Esa perseverancia es el secreto de la recuperación económica de los latinos, quienes representan el grupo más golpeado por la pandemia, y en abril de 2020 el índice de desempleo entre los latinos se disparó hasta el 18,9 %.
En aquel mes de abril el índice general de desempleo en EE.UU. fue del 14,7 %, cuatro puntos porcentuales menos que el de los latinos, que tuvieron que lidiar además con los estragos desproporcionados de la pandemia en sus familias.
Y Kassandra Hernández, autora de un estudio para la Universidad de California en Los Ángeles sobre los efectos económicos de la covid-19, ha asegurado que las latinas fueron el “grupo más golpeado a nivel económico por el coronavirus”, ya que en los primeros meses de la pandemia registraron índices de desempleo peores que los latinos en general y que las mujeres de raza blanca, asiática y afroamericana.
Tras meses de intensa lucha el panorama es bien distinto, y, según los últimos datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), el desempleo entre los latinos bajó en agosto pasado al 6,4 %, solo 1,2 puntos por encima del índice general.
Eso demuestra la capacidad de recuperación y empuje del que son capaces los latinos, que se caracterizan además por una sólida ética de trabajo y capacidad de adaptación en tiempos difíciles.
Alejandra Molinari, líder de comunicaciones para el mercado Latino de TurboTax, empresa que conoce bien la fortaleza y los retos que enfrentan día a día los latinos, dijo que la “fuerza y la motivación que tiene esta comunidad para seguir adelante es admirable”.
Para honrar y celebrar las características que definen a los latinos Intuit Turbotax creó y diseñó la campaña #PerseveranciaLatina, que destaca una serie de historias inspiradoras como las de Ferreira y Flores durante el mes de la Herencia Hispana.