Lima, 8 nov (EFE).- El Gobierno de Perú afirmó que las elecciones celebradas este domingo en Nicaragua, que determinaron la reelección del presidente Daniel Ortega, no han sido “libres, justas y transparentes” y, por tanto, “merecen el rechazo de la comunidad internacional”.

La Cancillería peruana señaló, en un comunicado emitido este lunes, que “ha seguido con preocupación los acontecimientos previos a las elecciones presidenciales y parlamentarias que se desarrollaron el domingo 7 de noviembre en Nicaragua”.

Por ese motivo, aseguró que estos comicios “no cumplen los criterios mínimos de elecciones libres, justas y transparentes que establece la Carta Democrática Interamericana, vulneran su credibilidad, la democracia y el Estado de Derecho y merecen el rechazo de la comunidad internacional”.

Agregó que Perú ha apoyado las resoluciones adoptadas en la Organización de los Estados Americanos (OEA) “para evitar esa grave situación, así como todos los esfuerzos colectivos” que buscaron “el restablecimiento del diálogo y el entendimiento entre los nicaragüenses, la liberación de los candidatos y presos políticos y la implementación de las reformas electorales acordadas”.

Perú anunció que “seguirá trabajando” en el Consejo Permanente de la OEA para “preservar el derecho del pueblo nicaragüense de celebrar elecciones libres, justas y transparentes en consonancia con la Carta Democrática Interamericana y de contribuir a una solución pacífica y sostenible a la crisis política en ese país”.

Nicaragua celebró este domingo unos comicios tachados de “farsa” por distintos países, en los que el actual presidente Ortega, en el poder desde 2007, se garantizó un quinto mandato presidencial y el cuarto consecutivo.

Ortega fue reelegido con el 74,99 % de los votos de un proceso marcado por los arrestos de siete aspirantes de la oposición, la eliminación de tres partidos políticos y la detención de periodistas, empresarios, dirigentes sociales y otras figuras opositoras.

Publicidad