Publicidad

El Poder Judicial de Perú ha anunciado este miércoles que ha rechazado la detención domiciliaria del expresidente Alberto Fujimori por el caso de la masacre de Pativilca, ocurrido en 1992, aunque le ha impuesto el impedimento de salida del país durante los próximos nueve meses.

“El Juzgado Penal Supraprovincial Liquidador Transitorio declaró infundado el requerimiento fiscal de variación del mandato de comparecencia simple por detención domiciliaria de Alberto Fujimori. En cambio, le dictó impedimento de salida del país por nueve meses”, reza un comunicado a través de su cuenta en la red social X, antes Twitter.

El juez Littman Ramírez Delgado ha desestimado así el requerimiento del Ministerio Público, por lo que el exmandatario seguirá en libertad el juicio oral por la masacre de Pativilca, en la que seis personas falsamente acusadas de pertenecer a Sendero Luminoso fueron asesinadas por el escuadrón de la muerte Grupo Colina.

La resolución, a la que ha tenido acceso la emisora andina RPP, ha determinado que no se han presentado las pruebas de sospecha fuerte o grave y fundado, así como los requisitos de delitos grave y peligrosismo procesal-riesgo de fuga, entre otros argumentos.

Este proceso le investiga como presunto autor mediato del delito de homicidio calificado en la modalidad de asesinato con alevosía, en el marco de la guerra sucia del Estado peruano conta grupos armados. Estas prácticas también se evidenciarion en las masacres de La Cantuta y Barrios Altos, por las que se condenó a Fujimori a 20 años de cárcel, si bien, tras muchas idas y venidas judiciales, finalmente se le concedió el indulto humanitario debido a su supuesto mal estado de salud.

Publicidad