Lima, 12 ene (EFE).- El Gobierno de Perú anunció este miércoles que las personas mayores de 50 años deberán acreditar desde el próximo 23 de enero que han recibido tres dosis de las vacunas contra la covid-19 para poder ingresar a espacios públicos cerrados en el país.

El ministro de Salud, Hernando Cevallos, informó que la medida fue aprobada este miércoles por el Consejo de Ministros para intentar frenar el incremento de contagios de la enfermedad y proteger a los ciudadanos considerados más vulnerables.

“En el caso de las personas mayores de 50 años, deben presentar su dosis de refuerzo, porque esta pandemia afecta a los no vacunados y a las personas con comorbilidades. Tenemos que proteger a este sector”, señaló.

Cevallos dijo que actualmente ya son más de 5,5 millones de personas las que han recibido las tres dosis en el país, de las que el 53,3 % son mayores de 60 años y con comorbilidades.

El ministro indicó que también se mantendrá la obligación de que los mayores de 18 años y menores de 50 cuenten con dos dosis para poder ingresar a lugares públicos cerrados.

En ese sentido, remarcó que en su país se está presentando un gran incremento del impacto de la epidemia, ya que se ha pasado en poco tiempo de 26.000 a 81.000 casos detectados por semana.

Al referirse a la campaña nacional de vacunación, precisó que la cobertura de la población objetivo, desde los 12 años, que ha recibido dos dosis se ha incrementado al 83,7 % y la que tiene una dosis alcanza al 88,9 %.

“Más del 90 % de los pacientes que han fallecido son no vacunados o tuvieron vacunación incompleta. El no vacunarse es el sector que está llenando las unidades de cuidados intensivos”, alertó.

Las autoridades sanitarias de Perú también se aprestan a presentar el protocolo de vacunación que se empleará para aplicar en los próximos días la vacuna a los niños de 5 a 11 años.

A pesar del gran incremento de casos, el Ministerio de Salud (Minsa) también confirmó este miércoles que se ha decidido reducir de 14 a 10 días el período de aislamiento que debe cumplir una persona contagiada con el coronavirus en Lima y el Callao, donde domina ampliamente la variante ómicron.

Se informó, además, que la Dirección de Enfermedades Estratégicas del Minsa se encargará de hacer un seguimiento al avance de esta variante en el resto del país para determinar si este recorte del plazo se aplica también en otras provincias.

Cevallos aseguró el martes que una de las características de la variante ómicron es que su período de evolución y recuperación es mucho más corto en comparación con otras variantes.

Señaló, sin embargo, que si en Perú se mantiene la progresión de infectados que ya se presenta en otros países, se afrontarán problemas con los servicios básicos y el personal de primera línea de atención sanitaria.

En ese sentido, el Gobierno de Perú aprobó incluir en el nivel de “alerta alto” por la epidemia a 35 provincias del país, además de Lima y el Callao, donde se mantendrá el toque de queda desde las 23:00 horas hasta las 04:00 horas del día siguiente, así como restricciones de aforo en locales públicos y privados.

Perú es uno de los países más afectados por la pandemia, al acumular desde el inicio de la emergencia sanitaria más de 2,4 millones de casos confirmados y más de 203.000 fallecidos, lo que le hace ostentar la tasa de mortalidad más alta a nivel mundial por esta enfermedad.

Publicidad