Publicidad

Bogotá, 15 mar (EFE).- El presidente colombiano, Gustavo Petro, aseguró este viernes que la Fiscalía grabó como si fuera “el peor criminal” la detención de su primogénito, Nicolás Petro Burgos, en julio del año pasado cuando fue arrestado por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

“Bajo nuestras normas solo hubiera sido citable sin ningún problema para la Fiscalía, pero allanaron para tratarlo como el peor criminal con el fin de transmitir sus imágenes. Entraron a la habitación con la esposa de mi hijo desnuda y embarazada”, expresó el mandatario en la red social X.

Un video, de casi 13 minutos, fue publicado este viernes por la revista Semana y en él se ve cómo los miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía entran al apartamento de Petro Burgos en Barranquilla cuando este y su pareja, Laura Ojeda, que tenía ocho meses de embarazo, estaban sin vestirse.

Igualmente se ve cómo los agentes del CTI ingresaron por las ventanas de la vivienda.

“Este tratamiento de indignidad se debe a dos razones: a que el presidente de Colombia es progresista y quisieron vengarse por ello y, a que con el derribamiento sicológico de mi hijo quisieron tumbar al presidente”, añadió el mandatario.

Por su parte, Ojeda aseguró este viernes que está siendo “víctima de atropellos de sus derechos”, en referencia al video publicado.

“Fue un allanamiento innecesario porque Nicolás, con su abogado, atendió siempre los llamados de la Fiscalía. Sabían que estábamos en casa y fue excesivo irrumpir por balcones y ventanas. Grabarnos desnudos, en mi caso con ocho meses de embarazo, y revictimizarnos con la filtración del video no es noticia ni justicia, es una infamia”, añadió Ojeda en un video publicado en X.

Denuncia de presiones

El hijo del presidente afirmó el jueves ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que fue presionado por la Fiscalía para que declarara en contra de su padre.

Petro Burgos está en su residencia de Barranquilla cumpliendo una detención domiciliaria, luego de que la Fiscalía le acusara el año pasado por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Esto porque se le acusa de recibir dinero del exnarcotraficante Samuel Santander Lopesierra, y de Gabriel Hilsaca Acosta, hijo del controvertido empresario Alfonso “Turco” Hilsaca, para la campaña presidencial de su padre en 2022.

Entre las pruebas del ente investigador contra Petro Burgos está el testimonio de su exesposa Daysuris Vásquez, quien llegó a un acuerdo de colaboración para declarar sobre el ingreso de los dineros a la campaña presidencial. EFE

jga/joc/laa

Publicidad