Santiago de Chile, 15 may (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió este sábado a los ciudadanos que salgan masivamente a votar en las elecciones para elegir a la convención que redactará una nueva Constitución y dijo que “en los países sabios las constituciones son grandes marcos de unidad”.

“Desde el año 1980 -cuando se promulgó la actual carta magna, en plena dictadura militar-, los chilenos estamos discutiendo y confrontándonos por la Constitución”, lamentó el mandatario conservador, tras depositar su voto en un local del oriente de Santiago.

Piñera, en el cargo desde marzo de 2018 para un segundo mandato no consecutivo, recordó que se trata de los comicios más “importantes” de las últimas décadas y señaló que “votar es voluntario”, pero también “un imperativo moral”.

“Espero que tengamos una Constitución que recoja el alma de nuestro país, que nos una como chilenos y que nos permita (…) alcanzar las metas que todos queremos: un país más libre, más justo y más solidario”, agregó el mandatario, con la aprobación más baja desde el retorno a la democracia en 1990.

La nueva Ley Fundamental debe ser redactada en un plazo máximo de 12 meses por una convención integrada por 155 ciudadanos, con 17 escaños reservados para los pueblos indígenas y paritaria entre hombres y mujeres, algo inédito en el mundo.

La derogación de la actual Constitución, foco de críticas por su origen dictatorial y por fomentar la privatización de servicios básicos, fue decidida en un histórico plebiscito el pasado octubre y una de las principales demandas en las protestas de 2019, las más graves desde el régimen militar, con una treintena de muertos y miles de heridos.

Las elecciones, que fueron aplazadas en abril por la pandemia, se celebran en dos días para evitar aglomeraciones y en momentos en que la pandemia remite en la mayoría del país y avanza el proceso de vacunación, con casi el 50 % de la población objetivo (15 millones) vacunada con las dos dosis.

Los partidos de derecha que forman la coalición oficialista “Chile Vamos” acuden unidos a las elecciones con una lista única, lo que podría beneficiarles debido al sistema de reparto, mientras que la oposición de izquierdas inscribió varias listas. También hay una gran presencia de independientes.

En paralelo a los constituyentes, los más de 14,9 millones de electores elegirán también a 354 alcaldes, 2.252 concejales y 16 gobernadores regionales, una figura hasta ahora designada por el Ejecutivo.

“Tenga mucha confianza en que la gente va a votar bien. Esperamos un buen resultado para el país y para Chile Vamos”, concluyó el gobernante.

EFE