Publicidad

Buenos Aires, 18 mar (EFE).- La incitación de un parlamentario del oficialismo argentino a no pagar los impuestos en la provincia de Buenos Aires, con quien el presidente argentino, Javier Milei, dijo estar “de acuerdo”, desató este lunes una fuerte polémica, en medio del severo ajuste fiscal que vive el país suramericano.

La controversia tiene su origen en unas declaraciones del diputado oficialista José Luis Espert, quien el pasado sábado cuestionó en una entrevista radial el fuerte aumento en determinados tributos, impuesto recientemente por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, el opositor Axel Kicillof, y dijo que los contribuyentes no deberían pagar.

“El aumento no hay que pagarlo. Eso es rebelión fiscal con sentido común. Llamo a los bonaerenses a que no paguen el aumento impositivo”, afirmó.

Consultado por este tema en una entrevista televisiva en la noche de este domingo, Milei respondió: “Yo estoy totalmente de acuerdo con lo que planteó Espert”.

El jefe de Estado, quien mantiene una fuerte disputa con buena parte de los gobernadores de provincias por el severo ajuste fiscal emprendido por el Gobierno, consideró que el aumento de impuestos hecho por Kicillof viola el derecho de propiedad privada porque es una “expropiación” y no tiene una “contrapartida” de bienes y servicios brindados a los contribuyentes.

Recordó que él, por ser “anarcocapitalista”, no está de acuerdo con que el Estado cobre impuestos y cuestionó la forma en que Kicillof administra las cuentas provinciales.

En una rueda de prensa, Kicillof aseveró este lunes que es “gravísimo” e inédito que “un presidente llame a incumplir la ley”.

Kicillof, quien ha denunciado ante la Justicia al Estado nacional por el recorte de las transferencias a su provincia de recursos provenientes de la recaudación federal de impuestos, cuestionó el ajuste fiscal de Milei y el “plan económico criminal” del Gobierno nacional, defendió su Administración en la provincia de Buenos Aires y aseveró que no se puede “despilfarrar” lo que no se tiene.

Tras anunciar un alza salarial para trabajadores públicos bonaerenses y jubilados, el gobernador dijo que es “contradictorio” que Milei, “que había dicho que se iba a cortar un brazo antes de aumentar un impuesto”, haya dispuesto alzas en algunos tributos federales y convalidado incrementos de tarifas en varios servicios.

“Cuando el Estado se ausenta, lo que se logra no es el ‘anarcocapitalismo’ sino el ‘narcocapitalismo’, porque organizaciones criminales empiezan a hablar de pagar los remedios que no se pueden comprar por el aumento desmesurado en las farmacias”, afirmó.

Luego, el portavoz presidencial, Manuel Adorni, sostuvo este lunes en rueda de prensa que Milei no ha incitado a una rebelión fiscal, sino que solo se manifestó en contra de una vulneración al derecho de propiedad.

Publicidad