Publicidad

Lima, 19 dic (EFE).- El Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú confirmó este lunes que el aeropuerto de Arequipa, la segunda ciudad del país, reinició sus operaciones tras permanecer cerrado los últimos días por las protestas contra la presidenta Dina Boluarte, y anunció que le seguirán otros también afectados por las manifestaciones.

Manifestantes enfrentan a miembros de la Policía durante una protesta contra el Gobierno de la presidenta Dina Boluarte en Arequipa (Perú). EFE/ Jose Sotomayor Jimenez

“El aeropuerto internacional Alfredo Rodríguez Ballón de Arequipa reanudó sus operaciones aeroportuarias. Hoy, a las 6.15 a.m. (11.15 GMT) se realizó el primer vuelo. Perú en paz. Perú no puede parar”, indicó el ministerio en su cuenta de Twitter.

El pasado 12 de diciembre se produjeron fuertes protestas en Arequipa en las que murió una persona y en una jornada en la que manifestantes invadieron el aeropuerto de la ciudad, ocasionando incendios y desperfectos en las instalaciones.

“Hemos reabierto el aeropuerto de Arequipa, se tiene programado 20 vuelos para hoy. Esta es una señal de que estamos trabajando para reponer el orden y la paz. Mañana tenemos programado rabrir los aeropuertos de Juliaca y Ayacucho”, dijo la ministra de Transportes y Comunicaciones, Paola Lazarte, en una entrevista a la emisora Exitosa la mañana del lunes.

Medios locales reportaron testimonios de viajeros que han estado incomunicados en la ciudad durante una semana, puesto que la localidad ha estado aislada por aire y también tierra por diversos cortes en las carreteras.

Justamente la ministra se encuentra en Arequipa junto a los titulares de Energía y Minas y de Trabajo y Empleo “para instalar un espacio de diálogo, a fin de escuchar las demandas de la población y darles una solución oportuna, de manera que podamos desbloquear las vías y empezar a trabajar juntos y sobretodo, en paz”.

Este domingo, Lazarte dijo en la emisora RPP que, “en el caso de Cuzco, todo se encuentra normalizado” y ya se han “restablecido las operaciones gracias al resguardo de la Policía y las Fuerzas Armadas”.

Desde que las protestas, que piden el adelanto de elecciones, la renuncia de Bolaurte y el cierre del Congreso, se recrudecieron el pasado domingo en diversos puntos del país, han muerto 23 personas.

Publicidad