Redacción América, 31 dic (EFE).- Tras un 2021 marcado por la lenta recuperación de la pandemia y un final de año repleto de citas en las urnas, América tendrá en 2022 citas electorales presidenciales en Brasil, Colombia y Costa Rica, y unos comicios legislativos de medio mandato en Estados Unidos que determinarán el rumbo de la Presidencia de Joe Biden.

Fotografía de archivo que muestra al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, mientras participa en la ceremonia del Gran Reemplazo de la Guardia Presidencial, en el Palacio do Planalto en la ciudad de Brasilia (Brasil). EFE/ Joédson Alves

En este 2021, la actividad electoral se concentró en el mes de noviembre, con elecciones presidenciales en Chile, Nicaragua y Honduras, y legislativas en Argentina, donde el oficialismo tuvo un serio revés, mientras que en Venezuela hubo sufragios regionales que contaron con la participación de candidatos de la oposición, que se hizo con el estado de Barinas, cuna de Hugo Chávez, a pesar de lo cual, los comicios habrán de repetirse a comienzos de enero.

Fotografía de archivo fechada el 4 de diciembre de 2018 que muestra al senador Gustavo Petro mientras habla en la emisora radial La W, en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

El año entrante será menos intenso en lo que a convocatorias electorales se refiere, pero destacan las de Brasil y Colombia, dos de los países más influyentes a nivel regional, que junto a las legislativas de medio mandato en Estados Unidos pueden trastocar sensiblemente el panorama político del continente.

EN BRASIL, LULA Y BOLSONARO SE VERÁN LAS CARAS

Los brasileños están convocados el próximo 2 de octubre para votar en unas elecciones generales que vaticinan un duro choque entre el expresidente y líder de la izquierda Luiz Inácio Lula da Silva y el actual gobernante, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Está previsto que los 148 millones de votantes elijan también toda la Cámara de Diputados, un tercio del Senado y los gobernadores y legisladores de las asambleas de cada estado.

Cuando falta menos de un año para los comicios presidenciales, el claro favorito es Luiz Inácio Lula da Silva, quien gobernó entre el 1 de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2010 y a quien las encuestas otorgan el 40 % de las preferencias, frente al 20-25 % de su archirrival, el actual presidente, Jair Bolsonaro.

Pero de confirmarse estos pronósticos, ninguno de los dos se proclamaría vencedor, porque necesitarían el 50 % de los votos para evitar una segunda vuelta, fijada para el próximo 30 de octubre.

Y a partir de ahí surgen las conjeturas sobre si alguien más al centro puede hacerle la sombra a Bolsonaro y alcanzar un segundo lugar y, eventualmente, arrastrar en la segunda vuelta el voto anti-Lula.

A día de hoy, sin embargo, hay dos figuras que destacan, pero ninguno de ellos llega remotamente al 10 % de las preferencias: el exjuez Sergio Moro y el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria.

EN COLOMBIA, EL APOYO DE LOS PARTIDOS SERÁ DECISIVO

El próximo 29 de mayo tendrá lugar en Colombia la primera vuelta de las elecciones para escoger al sucesor de Iván Duque en la presidencia del país. Las encuestas hasta ahora dan como favorito al senador Gustavo Petro, integrante de la coalición izquierdista Pacto Histórico y quien fue alcalde de Bogotá entre 2012 y 2015.

En segundo lugar figura Rodolfo Hernández, exalcalde de Bucaramanga (este del país), quien a pesar de respaldar su candidatura con 1,8 millones de firmas, hasta el momento no ha recibido el apoyo de ningún partido político para su campaña, que tiene como lema principal la lucha anticorrupción. Sin embargo, el panorama puede cambiar el 13 de marzo, cuando se celebren las elecciones legislativas, pues ese día los colombianos también escogerán entre otros precandidatos presidenciales.

En la formación derechista Equipo por Colombia destacan Federico Gutiérrez (ex alcalde de Medellín) y Alejandro Char (exalcalde de Barranquilla), mientras que en la Coalición Centro Esperanza, los favoritos son el exministro de Salud Alejandro Gaviria y al excandidato presidencial Sergio Fajardo.

El Centro Democrático, partido del presidente Iván Duque, estará representado en estos comicios por el excandidato Óscar Iván Zuluaga, quien fue derrotado por Juan Manuel Santos en la segunda vuelta que ambos disputaron en 2014 y cuya aspiración ha recibido muchas críticas dentro del movimiento que lidera el también expresidente Álvaro Uribe, por lo que se prevé que en el futuro se alíe con el Equipo por Colombia.

La disputa electoral girará en torno a temas como la seguridad, que incluye la reducción de la violencia tanto rural como urbana; el desempleo y los efectos económicos de la pandemia de la covid-19, la corrupción y las relaciones con Venezuela, entre otros.

EL MANDATO DE BIDEN PENDE DE LAS LEGISLATIVAS

En Estados Unidos, la atención política se concentra en el próximo 8 de noviembre, cuando se celebren las elecciones legislativas de medio mandato y varias elecciones estatales y locales.

El segundo martes de noviembre, los estadounidenses elegirán a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, 34 de los 100 senadores, 39 gobernadores de estados y territorios, y miles de legisladores estatales.

Aunque faltan más de diez meses para esta cita con las urnas y la situación política puede virar completamente, muchos analistas auguran en estos momentos unos comicios difíciles para el Partido Demócrata, que actualmente controla tanto la Cámara Baja como el Senado y la Presidencia.

La creciente impopularidad del presidente, Joe Biden, la elevada inflación y la persistencia de la pandemia de la covid-19 hacen prever a los expertos que las tendencias observadas en los últimos meses de 2021 se mantendrán y que los republicanos tendrían a su alcance tomar el control de ambas cámaras, donde las actuales mayorías demócratas son muy frágiles.

Si en noviembre el Partido Republicano se hace con el control de una o de ambas cámaras, Biden enfrentará los dos últimos años de su mandato con muchas más dificultades para sacar adelante sus proyectos y materializar sus compromisos y los nervios se dispararán en el seno del Partido Demócrata de cara a la elección presidencial de 2024.

EN COSTA RICA, RÉCORD DE CANDIDATURAS PRESIDENCIALES

El próximo 6 de febrero 3,5 millones de costarricenses están llamados a las urnas para escoger al presidente de la República y los 57 diputados de la Asamblea Legislativa para el periodo 2022-2026.

Para este proceso electoral se han inscrito 25 candidatos, la mayor cantidad en la historia del país, entre los que figuran un expresidente, diputados, abogados, economistas, pastores evangélicos y periodistas.

Según las encuestas más recientes, cerca del 45 % de los electores está indeciso. Así las cosas, es poco probable que alguno de los aspirantes obtenga el 40 % de los votos necesarios para ganar en primera ronda, por lo que sería necesaria una segunda vuelta, prevista para abril.

De hecho, los sondeos señalan que ningún candidato alcanza el 20 % de apoyo. De hecho, los dos que figuran en cabeza son José María Figueres, del socialdemócrata Partido Liberación Nacional y quien fue presidente entre 1994 y 1998, y Lineth Saborío, del Partido Unidad Social Cristiana.

Publicidad