Publicidad

LIMA, 08 ABRIL.- La presidenta de Perú, Dina Boluarte, se encuentra en el centro de la atención pública debido a una serie de eventos que involucran su situación financiera y su gestión pasada en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec).

Recientemente, se confirmó que Boluarte recibirá la suma de 240,000 soles (equivalentes a 65,000 dólares) en el año 2025 como resultado de sentencias judiciales a su favor. Estas sentencias se relacionan con irregularidades en sus remuneraciones durante el período comprendido entre los años 2007 y 2015, según lo informado por una representante del Reniec.

La jefa de Reniec, Carmen Velarde, explicó a los medios que este pago programado para el próximo año se realiza siguiendo un orden establecido, ya que hay otros trabajadores con sentencias judiciales pendientes de cobro.

Es importante destacar que Velarde enfatizó que la presidenta no recibirá un trato preferencial en este proceso, resaltando que todas las autoridades y funcionarios públicos deben respetar las normas establecidas en estos casos.

El caso de Boluarte ante el tribunal peruano se remonta al año 2020, antes de su postulación a la vicepresidencia de la República en 2021. En este proceso legal, la mandataria logró ganar dos procesos judiciales relacionados con gratificaciones, vacaciones truncas y escolaridad.

Esta situación se enmarca en una serie de eventos que han puesto a Boluarte en el centro de la controversia en Perú. Entre estos eventos se encuentra el caso de los relojes de lujo y otras joyas que la presidenta ha lucido en ceremonias oficiales, a pesar de no haberlas declarado como parte de sus bienes al postularse en las elecciones generales del 2021.

Estos acontecimientos han llevado a una investigación preliminar de la Fiscalía de la Nación por presunto enriquecimiento ilícito y omisión de declaración. En respuesta a estas acusaciones, Boluarte ha declarado públicamente que los relojes Rolex que ha utilizado en los últimos meses le fueron prestados por el actual gobernador de Ayacucho, Wilfredo Oscorima, y que el resto de las joyas son piezas de bisutería.

La situación de la presidenta Boluarte continúa generando debate y atención en Perú, mientras se desarrollan los diferentes aspectos legales y éticos que rodean estos eventos.

Publicidad