OTTAWA, 08 Dic – El director de salud pública de Canadá dice que es probable que las primeras dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer solo se administren a personas que puedan estar físicamente en uno de los 14 sitios de entrega.

La Dra. Theresa Tam dice que la experiencia de trasladar la vacuna podría eventualmente permitir que se lleve a otros sitios, pero reconoció que esto probablemente significa que muchos residentes de hogares de cuidados a largo plazo no recibirán las dosis iniciales.

Los residentes y el personal de cuidados a largo plazo se encuentran entre los que deben recibir prioridad para las primeras dosis de vacunas, pero Tam dice que la mayoría de los residentes no pueden ser trasladados fácilmente a otro sitio.

El ministro de Asuntos Intergubernamentales, Dominic LeBlanc, también dice que la orden ejecutiva esperada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para priorizar las dosis de Pfizer para los estadounidenses no debería afectar las entregas esperadas de Canadá.

LeBlanc dice que se contemplaron preocupaciones sobre los suministros de dosis cuando se firmaron los contratos.

Las dosis canadienses de la vacuna de Pfizer provendrán de lotes producidos en la planta de fabricación de la compañía en Bélgica.