Publicidad

Islamabad, 11 feb (EFE).- Varios partidos políticos, incluido el Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI) del ex primer ministro Imran Khan, protagonizaron este domingo protestas en todo el país contra un supuesto fraude en las elecciones generales del jueves, cuyos resultados fueron completados hoy.

Hija del vicepresidente del partido paquistaní Tehrik-e-Insaf, Shah Mahmood Qureshi, Meher Bano Qureshi (Centro), habla con los periodistas mientras denuncia manipulación en las elecciones generales, Multan, Pakistán, 11 de febrero de 2024. La Comisión Electoral de Pakistán (ECP) ha comenzado a publicar los resultados de las recientes elecciones generales después de un retraso de 12 horas. Las elecciones se llevaron a cabo en medio de medidas de seguridad, incluidas restricciones a la telefonía móvil y a Internet, y el resultado sigue siendo incierto ya que todavía no ha surgido ningún ganador claro. (Elecciones) EFE/EPA/Faisal Kareem

Las principales protestas la organizaron los partidarios del PTI frente a las oficinas de la Comisión Electoral en las ciudades de Islamabad, Rawalpindi, Peshawar y Lahore, donde se llevó a cabo el conteo de votos.

La policía paquistaní detiene a partidarios del partido político Pakistan Tehrik-e-Insaf (PTI), que se reunieron para protestar porque alegan manipulación en las elecciones generales, en Lahore, Pakistán, 11 de febrero 2024. La Comisión Electoral de Pakistán (ECP) ha comenzado a publicar los resultados de las recientes elecciones generales después de un retraso de 12 horas. Las elecciones se llevaron a cabo en medio de medidas de seguridad, incluidas restricciones a la telefonía móvil y a Internet, y el resultado sigue siendo incierto ya que todavía no ha surgido ningún ganador claro. (Elecciones, Protestas) EFE/EPA/Rahat Dar

Varias de las manifestaciones acabaron reprimidas por las autoridades.

“La policía disparó bombas lacrimógenas contra manifestantes pacíficos en Rawalpindi y también arrestó a nuestros partidarios en diferentes ciudades”, dijo a EFE el portavoz del PTI Ahmed Janjua, que no precisó detalles de las detenciones.

La formación de Khan, que está encarcelado en una cárcel de Rawalpindi, publicó un vídeo en la red social X de la policía arrestando a un hombre en la ciudad de Lahore que conducía, con su familia, ondeando una bandera del PTI.

Hasta hace unos días, el PTI había evitado manifestaciones públicas por temor a la represión y el arresto de sus seguidores. Sin embargo, el amplio respaldo a sus candidatos en las elecciones del pasado jueves, ha aumentado el ánimo de los seguidores.

Otros partidos como el Jamaat-e-Islami (JI), Jamiat Ulema-e-Islam-F (JUI-F) y Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP), también protestaron asegurando que sus resultados fueron manipulados.

El JUI-F llamó también a protestas en la provincia de Sindh bloqueando carreteras en 28 puntos de las principales localidades.

En Lahore, la segunda mayor ciudad del país, el TLP también protestó exigiendo resultados transparentes y justos de las elecciones.

La policía de Islamabad impuso medidas especiales en la capital nacional que prohíben cualquier “reunión ilegal”, para evitar la agitación.

Según el informe provisional de la Comisión Electoral de Pakistán (EPC), completado hoy, cuatro días después de las elecciones, los independientes, en su mayoría respaldados por el PTI, obtuvieron la primera mayoría con 101 escaños de los 265 en carrera.

Detrás de ellos está la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), del tres veces primer ministro y principal rival de Khan, Nawaz Sharif, con 75 escaños.

El Partido Popular de Pakistán (PPP) del excanciller Bilawal Bhutto-Zardari va detrás con 54 miembros.

Ningún partido reunió mayoría suficiente para formar un gobierno en solitario.

Aunque los candidatos del PTI consiguieron la primera mayoría, la organización asegura que los resultados fueron manipulados para impedir que los aliados de Khan consiguieran suficientes representantes para una mayoría simple en el Parlamento.

Publicidad