Publicidad

Argelès-sur-Mer, Francia, 02 MAYO.- Tras dos días de silencio por el fallecimiento de su madre, el expresidente de la Generalitat y candidato de JxCat a las elecciones catalanas, Carles Puigdemont, ha reaparecido con un discurso contundente contra el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a quien acusó de montar una “farsa” electoral con su amago de dimisión la semana pasada.

En un mitin celebrado en Argelès-sur-Mer, Francia, ante cientos de seguidores, Puigdemont calificó el periodo de reflexión de Sánchez como una “gran comedia” y una “farsa orquestada para movilizar votos” a favor del candidato del PSC, Salvador Illa, en las elecciones del 12 de mayo.

“Todo ha sido un simulacro”, denunció Puigdemont, quien afirmó que JxCat fue el único partido que no se creyó la estrategia de Sánchez. “No nos fiamos ni un pelo, venimos desconfiados de casa. Con este señor debes poner tres capas de guantes de látex para tratar con él”, ironizó.

Según Puigdemont, el objetivo de Sánchez era generar una ola de apoyo a Illa para que Cataluña “sea el flotador que evite la caída del PSOE”. El expresident acusó a Sánchez de “jugar con los buenos sentimientos de la gente” y advirtió que esta “comedia mala” no debe tener premio en las elecciones.

Puigdemont también cuestionó la capacidad del PSOE para liderar la “regeneración democrática” que propugna Sánchez, acusando al partido de estar en el “origen” de la “involución democrática” y de avalar las “falsas acusaciones” contra el independentismo.

El expresident puso en duda que un gobierno con figuras como Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles pueda llevar a cabo una regeneración democrática, tras el caso Pegasus y los informes policiales con “falsedades” sobre líderes independentistas.

“Dicen que quieren hacer una regeneración democrática… ¡manos a la cartera! De aquí puede salir una cosa espantosa”, ironizó Puigdemont, quien instó al PSOE a “hacer limpieza dentro de su casa” y afirmó que “España está carcomida por dentro”.

Puigdemont concluyó su discurso afirmando que la estrategia de Sánchez no se trata de una “regeneración democrática”, sino de una “regeneración de las expectativas electorales de Illa”.

El discurso de Puigdemont refleja la profunda desconfianza del independentismo catalán hacia el gobierno de Pedro Sánchez y la tensión política que se vive en Cataluña a pocos días de las elecciones.

Publicidad