Moscú, 13 oct (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, confirmó hoy que su país, el cuarto emisor de emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, aspira a alcanzar la neutralidad climática en 2060.

“Rusia ha tomado pasos prácticos para garantizar la neutralidad de carbono no más tarde de 2060”, señaló durante su intervención en el foro “Semana de la Energía de Rusia”.

El mandatario señaló que Rusia es “plenamente consciente de cuán importantes son los desafíos en esta esfera”.

“Podemos ver y sentir todas las amenazas y los riesgos, tanto para los seres humanos, el planeta y también para otros países”, añadió.

Explicó que en Rusia la temperatura media anual ha aumentado 2,5 veces más rápida que la global y que, durante la última década, se ha incrementado en 0,5 grados.

“En el Ártico las temperaturas están aumentando incluso más rápido”, indicó.

Rusia, dijo, ha apoyado iniciativas de lucha contra el cambio climático y ha cumplido sus compromisos.

En las próximas décadas “pretendemos asegurar que nuestras emisiones sean más bajas que las de la Unión Europea (UE)”, afirmó.

La UE se ha propuesto como meta convertirse en climáticamente neutra en 2050 y una reducción neta de emisiones de “al menos el 55 %” para 2030.

Putin sostuvo además que los gasoductos rusos como el Turk Stream, su extensión Balkan Stream y Nord Stream 1 y Nord Stream 2 no solo aportan estabilidad y previsibilidad en los suministros de gas a Europa en los años venideros, sino que también permitirán reducir “en varias veces la emisión de gases de efecto invernadero”.

Según aseguró, la intensidad de carbono de los suministros de gas natural ruso a través del Nord Stream 1 “es tres veces menor que la del Gas Natural Licuado de EEUU”.