Publicidad

MONTREAL, 01 MAYO.- El gobierno de Quebec ha emitido una nueva directiva que obliga a los centros de servicios escolares a garantizar que los baños y vestuarios que se construyan o renueven en las escuelas primarias y secundarias de la provincia estén separados por género (niños/niñas).

La medida, que entra en vigor de inmediato, ha generado controversia y debate sobre la inclusión de estudiantes trans y no binarios.

La polémica surgió el año pasado cuando el instituto de secundaria D’Iberville de Rouyn-Noranda anunció su intención de transformar los baños inicialmente identificados para niñas y niños en un bloque sanitario mixto. Esta decisión fue percibida por algunos como una forma de acomodar indebidamente a los estudiantes trans y no binarios, generando preocupación por la privacidad y el bienestar de los estudiantes.

El Ministro de Educación, Bernard Drainville, defendió la nueva directiva argumentando que se trata de “una cuestión de privacidad, bienestar y respeto a la vida privada”. Drainville aseguró que “nuestros niños y niñas, en las escuelas, tienen derecho a tener un espacio de privacidad”.

La directiva establece que las escuelas en construcción con un avance de diseño superior al 30% podrán mantener sus baños mixtos, pero las nuevas construcciones o renovaciones deberán contar con baños y vestuarios separados por género. Además, se insta a los centros de servicios escolares a proporcionar baños individuales, universales y accesibles para los estudiantes que los necesiten.

La medida ha sido criticada por algunos sectores que la consideran discriminatoria y excluyente para los estudiantes trans y no binarios. El Partido Liberal de Quebec cuestionó la decisión del gobierno, recordando que en 2021 el Ministerio de Educación había publicado una guía que consideraba apropiado prever “lugares neutrales de privacidad que permitieran la libre elección de estudiantes y personal”.

Por su parte, el líder parlamentario de Québec solidaire, Alexandre Leduc, manifestó su incomprensión ante la prioridad que el Ministro de Educación ha dado a la prohibición de los baños mixtos.

El debate sobre los baños mixtos en las escuelas de Quebec se enmarca en un contexto más amplio de discusiones sobre la identidad de género y la inclusión en la sociedad. Las conclusiones de un “comité de sabios” creado por el gobierno para abordar estas cuestiones se darán a conocer el próximo invierno.

La nueva directiva del gobierno de Quebec ha generado un debate complejo sobre la privacidad, el bienestar, la inclusión y los derechos de los estudiantes trans y no binarios. La discusión sobre este tema continúa, mientras se espera la opinión del comité de expertos y las posibles repercusiones de la medida en la comunidad educativa.

Publicidad