Publicidad

Bilbao, 13 dic (EFE).- El vizcaíno Jon Rahm es consciente del “cambio al mundo del golf” que ha supuesto su reciente adhesión a partir de la próxima temporada al LIV Golf, la liga financiada por el gobierno de Arabia Saudí.

“Estoy bajo instrucciones muy estrictas de no hacer actos públicos por el cambio que le he dado al mundo del golf la ultima semana”, dijo Rahm, tras ser reconocido este miércoles en Bilbao con el premio ‘Dama Bilbaína 2023’ que otorga la Sociedad Bilbaína -club privado fundado en 1839 que cuenta con alrededor de mil socios- en reconocimiento a su trayectoria deportiva.

El ‘León de Barrika’ se mostró “emocionado” con el galardón y también algo abrumado por la presencia de medios de comunicación, convocados por los organizadores. “No pensaba que iba a haber ninguna cámara y que iba a ser un poco más íntimo, pero una vez que uno aprende lo que es la Sociedad Bilbaína y lo que representa entiendo que sea algo más grande”, explicó.

El golfista vasco añadió que supone “un honor” ser una de las apenas veinte personas o instituciones que han sido galardonadas con este premio, porque “quiere decir que algo especial” ha realizado en su carrera, si bien confesó que se siente “alguien normal que no hace algo diferente a cualquiera” de los que se encontraban en la sala.

“Simplemente se me ve más en la tele y ya está. Igual un poco menos en el futuro de momento. Pero bueno, esperemos que cambie”, bromeó Rahm aludiendo implícitamente a su salida del PGA Tour, el circuito americano de golf.

Antes de su breve discurso de agradecimiento el deportista recibió de manos del presidente de la Sociedad Bilbaína, Juan Ignacio Goiria, el premio diseñado por el escultor José Ramón Nazábal en 1995 con el que el club reconoce a aquellas entidades o figuras que cuentan con una “notable y fecunda” trayectoria en sus respectivos campos de actividad.

Antes que Rahm recibieron este premio, entre otros, José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, el exalcalde de Bilbao Ibon Areso, el músico Joaquín Achúcarro o instituciones como la Sociedad Filarmónica de Bilbao, la Escuela de Ingenieros, el Athletic Club, la Santa y Real Casa de Misericordia de Bilbao o la Universidad de Deusto.

Publicidad