Publicidad

Bogotá, 27 feb (EFE).- La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) recuperó los cuerpos de cinco personas desaparecidas durante más de 20 años en una zona rural del departamento del Chocó (oeste), en el Pacifico colombiano.

Se trata de cinco guerrilleros que fallecieron en los enfrentamientos ocurridos entre grupos armados y el Ejército de Colombia el 16 de enero de 2002 en el municipio Tadó, según informó este martes la UBPD.

En medio de esta ofensiva quedaron 200 familias que habitaban en la zona, y que fueron obligadas a confinarse y después a desplazarse huyendo de la violencia. Algunos de los habitantes fueron reclutados de manera forzada, según la Unidad.

“De acuerdo con la investigación humanitaria y extrajudicial desarrollada por la Unidad de Búsqueda, al menos 60 personas fueron desaparecidas por causas relacionadas con el conflicto armado en el municipio de Tadó”, afirmó la UBPD en un comunicado.

Después de 20 años, con el apoyo de miembros de consejos comunitarios de la región chocoana de Alto San Juan y de Santa Cecilia y la información de la corporación humanitaria Reencuentros, formada por excombatientes de las FARC, la UBPD logró recuperar los cuerpos de varios desaparecidos en estos enfrentamientos.

“La experiencia fue muy gratificante y emotiva porque no solo pudimos cumplir con el objetivo de encontrar los cuerpos, sino que, además, pudimos aportar en el cierre de un ciclo de dolor a varias familias que por más de 20 años han buscado a sus seres queridos”, afirmaron las funcionarias de la UBPD, María Ortiz y Andrea Gómez.

Los cinco cuerpos recuperados, junto con la información recopilada en la investigación humanitaria, fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su proceso de análisis e identificación.

Los cinco cuerpos recuperados, junto con la información recopilada en la investigación humanitaria, fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su proceso de análisis e identificación y la posterior entrega de los cuerpos a sus familias.

Publicidad