Publicidad

Lima, 8 feb (EFE).- El abogado que defendía al expresidente peruano Pedro Castillo (2021-2022) en el caso del fallido autogolpe de Estado, Eduardo Pachas, anunció este jueves que ha renunciado a ejercer su defensa legal.

“El día de hoy he dejado de ser abogado defensor de Pedro Castillo Terrones, me estoy retirando de su defensa técnica, ya que los barcos para ser dirigidos no tienen dos capitanes, solo uno…”, indicó Pachas en su perfil de la red social X.

Medios locales difundieron la carta que Pachas ha envíado, dirigida al fiscal supremo, en la que presenta su renuncia al patrocinio del presente proceso, por lo que explica que, “en consecuencia, ya no debería recibir ninguna notificación” sobre el caso.

Pachas siempre señaló que la detención de Castillo tras el pronunciamiento del golpe de Estado, el 7 de diciembre de 2022, fue “arbitraria” y que no se respetaron los derechos del exmandatario.

En una entrevista con EFE anunció que la estrategia de la defensa era llevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) para mostrar “cómo las autoridades (peruanas) vulneraron el debido proceso y cómo han conspirado contra Castillo”.

Durante el tiempo que fue su abogado, presentó ante la Justicia numerosos recursos de amparo para anular la petición fiscal, que pide 34 años de cárcel para el exmandatario, reiterando que el caso de su detención estaba lleno de “irregularidades”.

El diario El Comercio detalló que Castillo ya cuenta con un nueva defensa que llevará el caso, en el que es procesado por el delito de rebelión, y que con este ya son 25 el número de abogados con los que el exmandatario ha contado desde el día que le detuvieron el 7 de diciembre.

El expresidente cumple prisión preventiva por dos casos distintos, 18 meses por la presunta comisión del delito de rebelión, y por otro lado, cumple 36 meses por supuestos casos de corrupción y pertenencia a organización criminal cuando ocupaba el cargo.

Publicidad