Publicidad

Washington, 8 nov (EFE).- El Partido Republicano logró este martes mantener su senador por Ohio, pero no consiguió uno de sus principales objetivos de la noche: imponerse en la carrera al Senado en el estado clave de Nuevo Hampshire, según las proyecciones de los principales medios estadounidenses.

EFE/EPA/DAVID MAXWELL

Preservar Ohio era fundamental para los conservadores si querían hacerse con el control del Senado -actualmente en manos demócratas-, pero el haber perdido en Nuevo Hampshire, donde la senadora progresista Maggie Hassan conservó el puesto, hace que pese a la victoria en Ohio se reduzcan sus opciones.

Ohio y Nuevo Hampshire fueron los primeros de los estados considerados bisagra -que podían caer tanto del lado republicano como del demócrata- en los que se conoció al ganador, y ahora la atención se centra en el resto de contiendas más reñidas: Pensilvania, Georgia, Wisconsin, Carolina del Norte, Arizona y Nevada.

Para arrebatar a los demócratas la mayoría en el Senado, los republicanos necesitan mantener sus actuales senadores en Carolina del Norte, Wisconsin y Pensilvania e imponerse a los demócratas en por lo menos uno de los escaños que actualmente ostentan: Arizona, Georgia o Nevada.

Con el escrutinio todavía en marcha, los conservadores llevan la ventaja en Georgia, Carolina del Norte y Wisconsin, mientras que los demócratas llevan la delantera en Pensilvania y Arizona.

En Nevada todavía no hay resultados escrutados.

En la batalla por la Cámara de Representantes, los republicanos llevan ganados 152 escaños frente a los 94 de los demócratas, aunque todavía faltan más de un centenar por decidir.

Para hacerse con el control de la Cámara Baja -que actualmente también está bajo control demócrata igual que el Senado-, los republicanos deberían conseguir una ganancia neta de 5 escaños, es decir, quitarles cinco congresistas a los progresistas sin perder ellos ninguno por el camino.

De acuerdo con las proyecciones de los principales medios estadounidenses, los conservadores ya habrían logrado arrebatar a los demócratas estos cinco escaños, aunque todavía está por ver si pueden mantener esta cifra a lo largo de la noche.

Publicidad