Publicidad

Doha, 13 feb (EFE).- A Miki Oca, el seleccionador español, le dan igual los precedentes ante Estados Unidos, el equipo que domina el waterpolo mundial hace más de una década, y asegura a EFE que para sacar la semifinal adelante sus jugadoras “tienen que dar lo mejor”.

“Una semifinal siempre es un partido especial, es un partido que nos motiva mucho una semifinal de un Mundial, independientemente del rival, aunque es cierto que Estados Unidos, en los últimos diez o quince años es el que ha cosechado más títulos en grandes competiciones”, insistió.

En el balance global, España ha ganado dos de los diez últimos partidos disputados (la final del Mundial de 2013 en Barcelona y un encuentro de Liga Mundial en 2022), ha empatado uno (en la liguilla de los Juegos de Londres 2012) y ha perdido siete.

“La más dolorosa fue la última, que fue la final olímpica, pero todo eso forma parte del pasado. En el deporte y la alta competición nos tenemos que poner en el presente, en lo que tenemos ahora”, insistió.

Y ahora ve a su equipo bien: “Acabamos de jugar unos cuartos, estamos en semis y motivadas. El equipo ha trabajado muy bien durante toda la preparación, también en estos partidos de competición”.

Estados Unidos no parece tan sobrado como en otras competiciones. Perdió en los cuartos del pasado Mundial y en este, ganó por 10-8 a Países Bajos y 10-9 ante Australia en cuartos de final.

“Será un partido duro. Estados Unidos es un equipo con una defensa muy férrea, muy buena portería. La defensa al principio es presionante que cierra con una defensa zonal muy activa atrás y una salida a la contra que sacan mucho partido y con un juego individual, uno contra uno, muy potente, y con muy buenas boyas”, analizó Oca para EFE.

Todo ello obligará a España a jugar muy ordenada en ataque. “No podemos abrirnos a sus contras y tenemos que trabajar mucho en defensa, con muchas ayudas y así protegernos de sus contras, de sus boyas peligrosas y de su perímetro”, añadió.

Publicidad