Publicidad

Sierra Nevada (Granada), 4 mar (EFE).- La andaluza María José Rienda, ex secretaria de Estado para el Deporte, sigue siendo, trece años después de su retirada, la española con más victorias en la Copa del Mundo de esquí alpino; seis, en total:, todas ellas en la disciplina de gigante.

La ex esquiadora española, María José Rienda, en ua imagen de archivo en un podio de una prueba de eslalon gigante de la Copa del Mundo de esquí alpino. EFE/Frank Leonhardt.

En una entrevista con la Agencia EFE que tuvo lugar en Sierra Nevada (Granada) -en el marco de las pruebas de la Copa del Mundo de snowboard disputadas a pies del Pico Veleta (3.396 metros)-, Rienda, de 48 años y en la actualidad Directora de Actividades, Sostenibilidad y Relaciones de la citada estación andaluza, comenta, entre otros asuntos, la posibilidad cada vez más grande de que gane el gran Globo de Cristal de esquí alpino la suiza Lara Gut, que con la que compartió no pocos entrenamientos cuando la helvética empezaba.

Pregunta: Hace un par de meses parecía claro que la Copa del Mundo de esquí alpino la iba a ganar por sexta vez Mikaela Shiffrin, pero la estadounidense se lesionó en enero y la suiza Lara Gut aprovechó su oportunidad.

El fin de semana pasado, Gut logró un triunfo y un segundo puesto; y -en espera del regreso de ‘Mika’, en Are (Suecia), el próximo fin de semana- lidera la general con 385 puntos de ventaja sobre la norteamericana; que ni siquiera es segunda (ese puesto lo ocupa ahora mismo la italiana Federica Brignone). ¿Ve a Gut ganadora del gran Globo de Cristal?

Respuesta: La verdad es que en este sentido, Lara Gut esta temporada ha tomado el liderato con fuerza. Y lo está disfrutando muchísimo. Hablé con ella y se lo está pasando fenomenal, al tiempo que tiene un objetivo muy claro.

Es una pena lo de Shiffrin, porque es una gran deportista; y tendría que estar ahí, también. La lucha entre las dos en el tramo final de la temporada va a ser muy interesante. Pero es verdad que Lara tiene muchas posibilidades de conseguir este año esa (segunda) victoria en la general tan deseada.

Les deseo lo mejor a todas, que son grandes deportistas; pero en especial a Lara, a la que aprecio mucho.

P: Cuando usted estaba en la cúspide de su brillante carrera deportiva, algún entrenamiento compartió con una Lara casi niña que ya apuntaba grandes maneras, ¿no?

R: Cuando Lara Gut tenía once años y yo ya estaba empezando a tener buenos resultados en la Copa del Mundo, ella ya entrenaba alguna vez con nosotros. Y cuando yo empecé a ganar carreras, también.

Ella fue de las más jóvenes en debutar en la Copa del Mundo; y no quiero decir que haya sido cosa mía, ni mucho menos (ríe), pero empezó a entrenar con nosotros. Siempre se fijaba en muchísimos detalles. Tiene muchas cualidades. Ella siempre ha tenido claro cuál iba a ser su camino; y ahí está todo lo que ha logrado. Y me alegro mucho por ella.

P: ¿Echa de menos la época en la que era deportista de alta competición’ ¿O esa ya es una etapa totalmente superada?

R: Todo son etapas. Es verdad que la competición la echo de menos. Pero ahora hemos estado estos días centrados con las pruebas de la Copa del Mundo de boardercross aquí en Sierra Nevada. Y estamos muy contentos porque Andalucía ha brillando, Sierra Nevada ha brillado; y las federaciones, tanto la regional, como la nacional, han ido de la mano para sacar adelante un gran evento.

Y lo importante es que vengáis; que la gente venga. Que disfrutéis de la sierra, de la nieve, y de los grandes eventos que se hacen aquí. Es algo increíble. A pesar de que nos hemos encontrado unas condiciones difíciles, hemos podido organizar un evento impresionante.

P: Ahora ve las cosas desde el otro lado de la barrera. Antes competía en ellas; ahora, como en estos casos de las Copas del Mundo de snowboard, forma parte de la organización de las pruebas internacional. ¿Cómo lo ve? ¿Era más fácil competir, aunque tuviese que madrugar más? Aunque, bueno, aquí, estos días, se ha estado levantando a las cuatro y media de la mañana.

R: (ríe) Sí. Hemos estado madrugando mucho, porque había que limpiar la pista antes de que llegasen los corredores. Y las condiciones han sido difíciles, estamos muy cerca del mar; y se ha creado mucho hielo en torno a los remontes.

Se ve también que la gestión tiene mucho de ayuda al deporte, por detrás; que la gestión ayuda a que siga creciendo el deporte. Y el ver las cosas desde otra perspectiva también ayuda a que tengas mejorías en muchos ámbitos.

P: En el esquí alpino masculino, España empieza poco a poco a ver resultados en el ámbito internacional, sobre todo gracias al catalán Quim Salarich y al vasco Juan del Campo, que el domingo acabó decimoséptimo el eslalon de Aspen (EEUU). Pero en mujeres, desde que se retiraron usted y Carolina Ruiz, parece que hay un vacío. ¿Hay que esperar a que crezcan sus hijas? ¿O qué hay que hacer?

R: (ríe) Bueno, no lo sé. La verdad es que da mucha pena que se hayan perdido tantas generaciones. Yo creo que hay muchas generaciones detrás que hay que hacer un programa específico para ellas; que hay que recuperar a gente. Que no se puede dar por perdido nada. Y que hay que lucharlo.

Creo que esa parte es importante para todo el mundo que esté implicado.

P: Su hija, Leila, tiene dos años. ¿Le gustaría que de mayor se dedicase al esquí alpino, o a otro deporte, en la alta competición?

R: (ríe) Es pequeñita, pero, hombre, que sepa esquiar y que le guste la nieve… luego ella que decida si le gustan las competiciones y todo lo demás. Pero que sepa esquiar y que disfrute de la montaña me encantaría, porque es algo que nos une mucho. Y yo no podría estar sin ello, tampoco.

P: ¿Pero le gustaría o no, que su hija fuese deportista de elite? Usted sabe de sobra que la alta competición tiene sus ‘pros’ y sus contras.

R: Hombre, sería genial. Pero también creo que lo pasaría mal, sobre todo en los momentos críticos, en los que a lo mejor sufres alguna caída importante; o alguna lesión.

Yo creo que lo sufriría mucho. Pero si es lo que ella quiere, por mí no va a tener ninguna traba, en ese sentido.

Adrian R. Huber

Publicidad