Publicidad

Doha, 24 nov (EFE).- Sergio Rochet, portero de Uruguay, achacó el empate a cero frente a Corea del Sur (0-0) a que “la suerte no estuvo” de su lado en un “partido parejo en el que las chances claras” fueron a su favor.

“Viendo cómo ha ido el partido no sabe amargo. Ha sido un partido parejo en el que las chances claras estuvieron a nuestro favor, pero la suerte no estuvo de nuestro lado. Contento por la entrega del equipo y ahora a corregir y trabajar para lo que viene, que es durísimo”, analizó en zona mixta.

El arquero destacó la dificultad que tiene el Mundial: “A todas las selecciones les va a costar porque aquí juegan los mejores. A la vista está. El grupo nuestro es muy parejo”.

Además, se mostró contento de su debut en un Mundial en el que no tuvo “mucho trabajo” y se vio “bien”.

Publicidad