Publicidad

Moscú, 15 mar (EFE).- Las tropas ucranianas sufrieron más de 1.500 bajas en sus ataques de los últimos tres días contra las regiones rusas de Bélgorod y Kursk, fronterizas con Ucrania, todos ellos rechazados, declaró este viernes el Ministerio de Defensa de Rusia.

“Los ataques de las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania fueron repelidos”, afirma el comunicado castrense, que denunció intentos de los militares ucranianos de penetrar entre los pasados días 12 y 14, en los territorios citados.

Según Defensa, las tropas ucranianas sufrieron 1.500 bajas, de ellas 500 mortales, y perdieron 18 tanques y 23 carros blindados.

El gobernador de la región Bélgorod, Viacheslav Gladkov, afirmó hoy que más de 20 personas resultaron heridas como resultado de los ataques ucranianos del jueves.

“Ayer 22 personas resultaron heridas (…) A día de hoy nueve de ellas permanecen en el hospital. Los demás recibieron atención médica y ya se encuentran en su casas”, escribió Gladkov en su canal de Telegram.

Indicó que anoche fueron evacuados unos 400 habitantes de las localidades de Gora-Podol, Glótovo y Kozinka.

“Puedo afirmar que en el territorio de la región no hay tropas ucranianas. El combate se libra fuera de sus límites”, subrayó Gladkov, que realizó una visita de inspección a las localidades próximas a la frontera ucraniana.

Según la prensa, los ataques obligaron a algunos colegios a suspender la votación en las elecciones presidenciales que tienen lugar en este país hasta el domingo.EFE

mos/ig

Publicidad