Publicidad

El español Carlos Sainz (Ferrari), que marcó el tercer tiempo en la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Australia, el tercero del Mundial de Fórmula Uno, declaró en el circuito de Albert Park de Melbourne que las dos anteriores fueron “dos semanas duras”, después de la operación de apendicitis que le impidió correr en Arabia, pero que está “contento” por haber podido completar las dos sesiones de pruebas de este viernes sin mayores contratiempos.

“Han sido un par de semanas muy duras hasta hoy; pero si soy sincero, estoy muy contento por haber podido completar ambas sesiones sintiéndome razonablemente a gusto”, explicó Sainz, de 29 años, con dos victorias y diecinueve podios en la F1: el último de ellos en la primera carrera de este año, que acabó tercero en Baréin.

“Voy a seguir afrontando las cosas paso a paso, para asegurarme de que llego a la calificación y a la carrera en la mejor forma posible”, comentó Sainz, que este viernes se quedó a 43 centésimas del mejor tiempo, el que marcó su compañero, el monegasco Charles Leclerc.

“Estoy convencido de que mañana las cosas irán mejor; y, en líneas generales, el coche parece estar en una buena posición con miras al fin de semana”, explicó el talentoso piloto madrileño este viernes en Melbourne.

“Intentaremos optimizarlo todo, desde el propio organismo hasta la máquina”, indicó Sainz después de marcar el tercer tiempo en los entrenamientos libres para el Gran Premio de Australia.

Publicidad