Publicidad

Madrid, 18 nov (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, presumió este viernes de los datos económicos de España que pueden permitirle evitar la recesión y ofreció el país a Corea del Sur como un centro estratégico y “actor clave” en el ámbito de los microchips.

EFE/EPA/South Korea industry ministry

Sánchez lanzó esos mensajes en su intervención en un foro empresarial hispano-coreano organizado con motivo de la visita oficial que realiza a Seúl y en el que estuvo acompañado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y su homólogo coreano, Lee Chang-yang.

EFE/EPA/YONHAP

Sánchez, quien se atrevió con el idioma coreano para dar los buenos días a los asistentes al evento, destacó las similitudes entre las economías de los dos países y la complementariedad existente en sectores como el de las energías renovables.

A su juicio, ambos países tienen la obligación de avanzar juntos frente a retos globales y colaborar en áreas de avance tecnológico.

En medio de un entorno de “extraordinaria incertidumbre” debido a factores como la guerra en Ucrania, Sánchez aseguró que la economía española parte con cierta ventaja respecto a otras.

Para afianzar ese argumento, recordó que la previsión de crecimiento de la economía española para este año es del 4,4% y que en 2023 estará por encima de la media de las economías avanzadas de la Unión Europea.

“España podría sortear una recesión que sí está golpeando a las economías avanzadas de Europa, como estamos viendo en Reino Unido”, dijo el presidente del Gobierno.

En ese contexto, subrayó que la economía española tiene fortalezas destacadas como la evolución del empleo y los datos de producción industrial, y explicó que casi el 50% de la energía en España es procedente de fuentes renovables y eso le hace tener mucha menor dependencia del gas ruso frente a otros pases europeos.

Asimismo, recordó que un tercio de la capacidad de regasificación de toda la Unión Europea le corresponde a España.

Tras resaltar que las cifras de intercambios comerciales entre España y Corea están llegando ya a niveles previos a la pandemia de coronavirus, destacó las amplias posibilidades que hay para aumentar las inversiones mutuas.

Fue en ese contexto en el que explicó los planes de su Gobierno para convertir a España en un “hub” o centro estratégico en materia de producción de microchips y semiconductores para la Unión Europea y América Latina y en un “actor clave” en este sector.

Unos planes ligados a los fondos europeos y al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española.

Recordó Sánchez que el jueves inició la agenda de su visita oficial a Corea en la fábrica de microprocesadores de Samsung en Pyeongtaek y reuniéndose con sus responsables.

Una reunión a la que este viernes suma otra con el consejero delegado de esta compañía tecnológica surcoreana.

Sánchez pretende que Samsung opte por España en sus futuras inversiones dentro de un contexto de diversificación de la producción tras evidenciarse los problemas que hay con la concentración de la fabricación de estos componentes.

El presidente del Gobierno recordó asimismo que la multinacional estadounidense Cisco anunció la pasada semana que ubicará en Barcelona su primer centro de diseño de semiconductores de próxima generación en la Unión Europea.

Para afianzar la idea de la confianza que genera España, citó también la apuesta por España de grandes empresas como Volskwagen para abrir una gigafactoría de baterías para los automóviles eléctricos.

Aseguró que España quiere ser también referente en Europa en ese ámbito.

El ministro de Industria, Comercio y Energía coreano afirmó que España (que dijo que es conocido en Corea como “el país del sol eterno y la pasión”), es una potencia industrial y tiene una gran competitividad en muchos sectores.

Dijo que los dos países son amigos que confían el uno en el otro y consideró que existe aún un enorme potencial en el intercambio comercial bilateral.

“No podemos darnos por satisfechos con las cifras actuales”, añadió.

En esa misma línea, la ministra de Industria y Comercio española resaltó la alianza estratégica existente entre los dos países y el hecho de que se esté recuperando el intercambio comercial previo a la pandemia de coronavirus pese a las tensiones geopolíticas existentes.

Mientras que la directora general de la Cámara de Comercio de España, Inmaculada Riera, resaltó la gran cooperación entre las empresas de ambos países, el vicepresidente de la Cámara de Comercio coreana, Taehee Woo, destacó la complementariedad existente entre las compañías de ambas naciones en ámbitos como las energías renovables.

Entre las empresas españolas representadas en el foro estuvieron Airbus, Indra, Repsol, Grupo Mondragón, Gestamp Automoción, Escribano Mechanical & Engineering (EME), Wave Garden, Berge, y también asistieron dirigentes de la CEOE y de la Cámara de Comercio de España.

Publicidad