Publicidad

San José, 14 mar (EFE).- El dirigente opositor nicaragüense desnacionalizado Juan Sebastián Chamorro considera que las restricciones que impuso este jueves Estados Unidos a la importación y exportación de artículos y servicios de defensa estadounidenses con destino a Nicaragua u origen en ese país, servirán sobre todo para identificar a la nación centroamericana como un lugar prohibido para el comercio de armas.

“La reciente sanción del Departamento de Estado prohibiendo a Nicaragua como destino u origen del tránsito de armas de origen norteamericano tiene que verse en el siguiente contexto: en primer lugar no debe verse en el contexto de que el Ejército y la Policía dejan de recibir armamento norteamericano o apertrechamiento, cosa que tienen años de no recibir”, explicó Chamorro en un mensaje.

El también aspirante a candidato a la presidencia por la oposición en las elecciones de 2021, antes de ser arrestado, sostuvo que “más del 90 % de las armas y el equipamiento que recibe la Policía proviene ya sea de Rusia o de China, recientemente”, por lo tanto, argumentó, “ese no es el punto principal de esta sanción” de EE.UU.

“El punto principal de esta sanción va encaminada, en primer lugar, a identificar a Nicaragua como un lugar prohibido para hacer comercio de armas”, señaló.

“El negocio del mercado de armas es de los mercados más grandes a nivel mundial y pone a Nicaragua en el faro”, añadió.

A juicio de Chamorro, la restricción de EE.UU. va dirigida a “otros proveedores que envían equipamiento, pertrecho, al Ejército y a la Policía de Nicaragua”.

Esos proveedores “van a tomar nota de esta prohibición, especialmente si estos proveedores tienen negocios con los Estados Unidos”, razonó.

Para Chamorro, la segunda consecuencia con esa restricción es “de carácter de mercado y de comercio”.

“Esta es una sanción comercial y así lo identifica el comunicado del Departamento de Estado. ¿Qué se está tocando ya en este sentido? Los privilegios de Nicaragua en términos comerciales”, anotó.

El Departamento de Estado justificó la decisión en la “brutal represión” del régimen de Daniel Ortega y de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, contra la población nicaragüense.

Para hacer efectiva la medida, EE.UU. enmendó el Reglamento internacional de tráfico de armas (ITAR) para incluir a Nicaragua como destino “proscrito”.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato y cuarto consecutivo, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio.

Publicidad