Sao Paulo, 15 oct (EFE).- El Sao Paulo, el Santos y el Gremio, tres históricos clubes de Brasil, afrontarán exámenes duros en la vigésima séptima jornada de la Liga brasileña con cruces directos por evitar el descenso a la Segunda división.

El Tricolor de Morumbí protagonizará el partido de la jornada al recibir el lunes al Corinthians, en una nueva edición del clásico paulista, con la intención de escaparse definitivamente de la zona de peligro, de la que le separan apenas cuatro puntos.

Será el segundo encuentro con el legendario exportero Rogério Ceni como técnico del conjunto paulista, después del adiós del argentino Hernán Crespo tras ocho meses al frente de la plantilla.

Después de una serie de empates consecutivos y una temporada tremendamente irregular, el exgoleador de la selección argentina puso fin a su primera aventura como entrenador en Brasil “con la tranquilidad de haber dado lo mejor”, según afirmó en un mensaje de despedida.

Ceni debutó, sin embargo, con un nuevo empate (1-1) en la víspera frente al Ceará.

El lunes tendrá una prueba de fuego ante el Corinthians, que marcha en la sexta posición, aunque no podrá contar con su principal estrella, el extremo Willian, exjugador del Chelsea y el Arsenal inglés, por lesión.

En peor situación se encuentra el Santos, el club donde emergieron grandes estrellas mundiales como Pelé y Neymar y que empezará la jornada apenas un punto por encima del descenso.

El cuadro albinegro, que atraviesa una grave crisis económica, como el Sao Paulo, tendrá el domingo un duelo directo ante el Sport Recife, en el Arena de Pernambuco.

El Sport ocupa actualmente la antepenúltima posición de la clasificación, aunque viene lanzado después de ganar tres de sus últimos cuatro partidos, lo que le ha llevado hasta los 26 puntos, dos menos que el Santos, si bien este último tiene un partido menos.

Justo por debajo está de manera sorprendente el Gremio, todo un tricampeón de la Copa Libertadores hundido en la tabla con apenas seis victorias en 24 partidos.

La directiva del club de Porto Alegre quiso cambiar la tendencia negativa del equipo al destituir en la madrugada del lunes pasado al técnico Luiz Felipe Scolari, exseleccionador de Brasil y Portugal.

Sin embargo, el miércoles encajó una nueva derrota ante el Fortaleza y este domingo se jugará media vida en casa ante otro equipo en apuros, el Juventude, que, como el Santos, apenas le separa un punto del descenso.

En la parte alta de la clasificación, el Atlético Mineiro, líder incontestable con 11 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el Flamengo, se medirá a domicilio el domingo contra el Atlético Goianiense.

La escuadra de Belo Horizonte encadena 18 partidos sin perder en el Campeonato Brasileño, aunque tiene bajas sensibles para esta jornada, especialmente en el ataque por culpa de las lesiones del chileno Eduardo Vargas y el brasileño Hulk.

El atacante venezolano Jefferson Savarino también se ausentará, pues sigue en rehabilitación.

Por su parte, el Flamengo tendrá a priori un duelo asequible en el Maracaná ante Cuiabá, que camina en la zona media de la clasificación.

El cuadro carioca recuperará a uno de sus goleadores, Gabriel Barbosa ‘Gabigol’, quien ha estado ausente en las últimas fechas al estar concentrado con la selección brasileña, aunque el técnico Renato Gaúcho podría darle descanso.

Fortaleza y Bragantino, tercero y cuarto en la clasificación, se enfrentarán a domicilio al Chapecoense, colista y con un pie ya en Segunda División, y Ceará, respectivamente.

-Partidos de la vigésima séptima jornada del Campeonato Brasileño:

.Sábado: Chapecoense-Fortaleza y América Mineiro-Bahía.

.Domingo: Palmeiras-Internacional, Athletico Paranaense-Fluminense, Gremio-Juventude, Ceará-Bragantino, Atlético Goianiense-Atlético Mineiro, Flamengo-Cuiabá y Sport Recife-Santos.

.Lunes: Sao Paulo-Corinthians.

Publicidad