Publicidad

Lima, 4 ene (EFE).- Organizaciones civiles vinculadas a grupos religiosos, militares y policías en retiro, así como políticos conservadores, participaron este martes en una marcha por la paz por las calles del centro de Lima y varias ciudades de Perú para rechazar la violencia de las protestas de diciembre pasado en las que murieron 28 personas.

Miles de personas fueron registradas este martes, 3 de enero, durante una "marcha por la paz", en Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar

Portando una enorme bandera blanquirroja, cientos de asistentes marcharon por las calles del centro de Lima vestidos con prendas blancas y carteles que reclamaban la paz en el país.

decenas de personas fueron registradas este martes, 3 de enero, durante una "marcha por la paz", en Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar

“Democracia es amor”, “El Callao quiere paz para el Perú” o “Unidos por la paz”, eran algunos de los lemas que los manifestantes levantaron en carteles durante la movilización desde el parque conocido como el Campo de Marte hasta la céntrica Plaza San Martín.

Entre los asistentes a la marcha en Lima acudieron los legisladores Alejandro Muñante, del partido ultraconservador Renovación Popular, y Alfredo Azurín, del centroderechista Somos Perú, quienes se dirigieron a los manifestantes en un atrio levantado en la plaza San Martín.

Muñante, tercer vicepresidente del Congreso, dijo a los periodistas que los peruanos quieren “la paz para el país porque solo así” conseguirán el desarrollo y expresó su respaldo a la Policía Nacional, a pesar de las denuncias de posibles excesos cometidos en la represión de las protestas de diciembre.

“Apoyamos la labor de la Policía Nacional y, si hay extralimitación (de sus funciones), se tiene que investigar”, apuntó Muñante.

POLICÍA SE ABSTIENE DE MARCHAR

La Policía Nacional convocó a la marcha por la paz en sus redes sociales, pero, tras las críticas por lo que consideraron activismo, la misma institución pidió a sus integrantes que dejen de promover la actividad y que se abstengan de participar en ella.

Por otro lado, Muñante pidió que los manifestantes que han protestado contra el gobierno de Dina Boluarte y anuncian el reinicio de sus movilizaciones, a partir de mañana, “identifiquen a quienes se infiltran para causar destrozos” y que “se sepa que hay gente que quiere aprovecharse de sus buenas intenciones para generar inestabilidad”.

Los asistentes a la marcha por la paz recorrieron las calles del centro histórico sin mayores incidentes, a excepción de la presencia de la excandidata al Congreso Zaira Arias, del partido Perú Libre, autodenominado marxista y que llevó a Pedro Castillo a la Presidencia en 2021, que fue detenida este martes por la Policía junto a otras dos personas, después de lanzar pintura roja a un grupo de participantes.

Pedro Castillo fue destituido por el Congreso el pasado 7 de diciembre después de anunciar el cierre del Parlamento y que gobernaría por decreto, pero esa medida desató violentas protestas en todo el país por parte de grupos que rechazaron la asunción de su vicepresidenta, la actual mandataria Dina Boluarte.

RECHAZAN ÉPOCA DE TERRORISMO

Entre los manifestantes que se unieron a la marcha de este martes hubo militares en retiro, comerciantes y amas de casa, como Carmen que dijo a Efe que acudía por sus hijos y nietos.

“No quiero que vivan en una época de terrorismo que yo ya la viví en los años 80, que fue la época más horrible de mi vida, no quiero que eso se repita, queremos paz”, declaró la mujer.

A su vez, el marino en retiro Rafael Silva declaró a EFE que Perú está “en un momento muy difícil” y quiere “contribuir a la paz”.

Silva consideró que “hay que dejar gobernar a la presidenta Dina Boluarte, que el Congreso haga los cambios que se tengan que hace, convocar a elecciones y que gane el mejor”, en alusión al proceso electoral que se adelantará a abril de 2024.

Por su parte, el representante del emporio comercial Las Malvinas, Alfredo Mamani, dijo a Efe que, a raíz de las protestas, “hay una caída hace dos o tres meses, no hay ventas” y están preocupados.

El comerciante que también acudió a la marcha agregó que está “en contra del cierre del Congreso” y que quiere que “Dina Boluarte siga adelante, que triunfe ella como primera mujer peruana presidenta”.

Las movilizaciones de apoyo a la Marcha por la Paz se han realizado este martes en las ciudades de Chiclayo, Trujillo, Huancayo, Arequipa, Cuzco y Tacna, entre otras, donde se ha observado a seguidores de comunidades religiosas.

Publicidad