Londres, 12 ene (EFE).- La primera ministra serbia, Ana Brnabic, avisó de que si Djokovic se saltó el aislamiento obligatorio de catorce días por contagiarse de covid supondría “una grave violación” de las leyes del país.

El tenista serbio admitió haber asistido a una entrevista presencial el 18 de diciembre en Belgrado pese a que sabía que se había contagiado de covid porque “era un compromiso desde hacía mucho tiempo” y para no “quedar mal con el periodista”.

Esto va en contra de la legislación contra el covid que tenía Serbia en aquel momento, la cual obligaba a los contagiados a guardar una cuarentena de catorce días. Djokovic se hizo una PCR el 16 de diciembre, pero aseguró que no conoció el resultado hasta el 17, pese a que los documentos del laboratorio que realizó la prueba desvelaron que informaron del positivo apenas unas horas después de hacerse la PCR.

“Si eres positivo, tienes que aislarte”, dijo Brnabic en una entrevista con la BBC. “No sé cuándo recibió los resultados y cuándo los vio. Esa es una zona un poco gris que solo puede responder Novak”, añadió.

La primera ministra aseguró que, de demostrarse que el tenista incumplió las normas contra el covid, tendrá que enfrentarse a las autoridades y a los organismos médicos encargados de redactar dichas legislaciones.

Djokovic se encuentra ya en libertad en Australia y ha podido entrenarse estos días en Melbourne Park, pero está a la espera de conocer la decisión del ministro de inmigración, Alex Hawke, que puede ejercer su derecho personal para cancelar el visado del serbio y pedir su deportación otra vez.

Brnabic apuntó que espera que Djokovic pueda quedarse en Australia y disputar el torneo, pero añadió que no está de acuerdo con la decisión del serbio de no vacunarse.

“Lo que me importa es que apoyamos a Novak, pero al mismo tiempo, tanto para el país como para mí, la vacunación es algo muy importante y la única forma de acabar con esta pandemia”, dijo la política.

Publicidad