Publicidad

Getafe (Madrid), 30 mar (EFE).- Sergio Ramos, defensa del Sevilla, aseguró este sábado, después de marcar el tanto de la victoria de su equipo ante el Getafe (0-1) el día de su 38 cumpleaños, que la edad “es un DNI” y que lo importante “es el rendimiento”.

El central del conjunto andaluz fue de los mejores de un partido en el que su equipo tomó aire con tres puntos con los que se colocó a seis de distancia del descenso. Ramos, analizó su actuación.

“Siempre es muy gratificante el tema individual, pero al final el objetivo… Tres puntos muy importante para nosotros. El objetivo es salir de abajo. El rival siempre lo pone muy complicado y ayudar al equipo con un gol y además el día de mi cumpleaños, no puede ser mejor. Me siento como si tuviera 20 años”, dijo en declaraciones a DAZN.

“En la celebración he mandado a soplar las velas. Es una celebración para mis hijos. Se lo quería dedicar a ellos y a mi mujer, que siempre están apoyándome en lo bueno y en lo malo. Lo importante es sentirse joven por dentro. La edad es un DNI y lo importante es el rendimiento. Contento por ayudar al equipo con mi rendimiento para sumar tres puntos”, agregó.

También señaló que los equipos que el Sevilla tiene por debajo en la clasificación, como el Cádiz, hacen su trabajo. Para Ramos, la victoria del conjunto gaditano este viernes sobre el Granada (1-0) sirvió para sumar presión e ir a ganar el encuentro en el Coliseum.

“Ha salido el partido, hemos sumado los tres puntos y el camino, mirar hacia arriba, no hacia atrás y no depender de nadie, de nosotros mismos”.

Por último, habló sobre un insulto que recibió su compañero Acuña desde la grada y por el que el árbitro, Jesús Iglesias Villanueva, paró el partido.

“Venimos reclamando, dentro de lo que es el fútbol, respeto. Que la gente no venga a un estadio a liberarse y a decir tonterías, a insultar a los jugadores. El línea escuchó un insulto a Acuña, se lo hizo saber al árbitro. Hay que acabar con este tipo de gente, señalarlo, que la gente lo vea y que se le prohíba la entrada a los estadios para ir limpiando la imagen del fútbol, que debe ser un deporte maravilloso para unir y no separar”, concluyó.

Publicidad