Publicidad

EDMONTON, 13 Mayo.- Arturs Silovs, el joven portero de los Vancouver Canucks, ha comenzado a cimentar su reputación como un jugador clave en momentos cruciales. En un emocionante encuentro el domingo por la noche, Silovs realizó 42 paradas, contribuyendo significativamente a la victoria de los Canucks 4-3 sobre los Edmonton Oilers. Este triunfo coloca a Vancouver adelante en la serie de playoffs de la Conferencia Oeste con un marcador de 2-1.

Brock Boeser brilló también, anotando dos goles y asistiendo en otro, mientras que Elias Lindholm aseguró su impacto con dos tantos. “El chico realmente nos está dando resultados”, comentó Rick Tocchet, entrenador en jefe de los Canucks, refiriéndose a Silovs. “Está enfrentando un gran escenario y no muestra signos de nerviosismo. Es un trabajador incansable que se presenta todos los días a dar lo mejor de sí.”

Quinn Hughes y JT Miller no se quedaron atrás, aportando dos asistencias cada uno, fortaleciendo el juego de Vancouver.

La noche casi se complica para los Canucks cuando los Oilers, encontrándose abajo 4-2, decidieron sacar al portero Calvin Pickard para añadir un atacante extra cuando restaban 3:23 minutos en el reloj. Edmonton no escatimó esfuerzos, manteniendo a sus estrellas Connor McDavid y Leon Draisaitl en el hielo tanto como fue posible y llegando a pedir un tiempo muerto con 2:39 minutos restantes, buscando desesperadamente cambiar el rumbo del juego.

La estrategia de Edmonton intensificó los últimos minutos del partido, pero Silovs y el equipo de Vancouver se mantuvieron firmes para asegurar la victoria, subrayando la capacidad de los Canucks de mantener la calma y cerrar juegos bajo presión. Esta victoria no solo fortalece su posición en la serie sino que también destaca la emergencia de Silovs como un portero de clutch en los playoffs de la NHL.

Publicidad