Publicidad

Redacción Deportes (EE.UU.), 14 mar (EFE).- Jannik Sinner (n.3), que se medirá en semifinales de Indian Wells con Carlos Alcaraz (n.2), aseguró este jueves que tiene una relación estupenda con el español aunque dentro de la pista sean grandes rivales.

El tenista italiano Jannik Sinner fue registrado este jueves, 14 de marzo, al intentar devolverle una bola al checo Jiri Lehecka, durante un partido de los cuartos de final del Masters 1.000 de Indian Wells, en Indian Wells (California, EE.UU.) EFE/John G. Mabanglo

“Siempre es divertido jugar con Carlos. Somos buenos amigos fuera de la pista. Dentro de la pista, solo intentamos dar cada uno el cien por cien”, dijo el italiano en una rueda de prensa.

El tenista italiano Jannik Sinner fue registrado este jueves, 14 de marzo, al intentar devolverle una bola al checo Jiri Lehecka, durante un partido de los cuartos de final del Masters 1.000 de Indian Wells, en Indian Wells (California, EE.UU.) EFE/John G. Mabanglo

“Creo que tenemos una buena actitud en la pista. Normalmente nuestros partidos son buenos. El año pasado contra él, especialmente aquí en esta pista, tuve muchos problemas. Jugó mucho mejor que yo. Luego dos semanas después jugué en Miami contra él y gané así que veremos”, agregó.

Sinner venció en cuartos por 6-3 y 6-3 al checo Jiri Lehecka (n.32), mientras que Alcaraz hizo lo propio contra el alemán Alexander Zverev (n.6) por 6-3 y 6-1.

El italiano tiene el cara a cara entre ambos a favor (4-3), ha conquistado este año el Abierto de Australia y Rotterdam y acumula un impresionante 19-0 en sus últimos 19 partidos en la ATP (invicto en 2024 más tres de la pasada Copa Davis).

Alcaraz derrotó a Sinner, que acecha su número dos en el ránking mundial, en las semifinales de la pasada edición de Indian Wells, pero el italiano se adjudicó los dos últimos partidos entre ambos en Miami y Pekín.

Llamados a liderar la próxima generación del tenis masculino, Alcaraz, de 20 años, y Sinner, de 22, han protagonizado duelos memorables como aquel inolvidable partido de cuartos de final del Abierto de EE.UU. en 2022 que duró más de cinco horas y que acabó casi a las tres de la madrugada con triunfo para el español.

Publicidad