Publicidad

Londres, 24 mar (EFE).- El primer ministro británico, Rishi Sunak, declarará este lunes una “misión nacional” para reforzar la industria nuclear de uso civil y militar en el Reino Unido, que implicará una inversión privada y pública masiva para la creación de 40.000 nuevos empleos.

La evaluación del Ejecutivo británico es que la industria necesitará un 50 % más de trabajadores cualificados en los próximos diez años para elevar las capacidades de disuasión nuclear del país y para garantizar una fuente de energía “más barata y fiable”.

Según adelantó este domingo Downing Street, residencia del primer ministro, el Gobierno cooperará con empresas como BAE Systems, Rolls-Royce, EDF y Babcock para invertir al menos 763 millones de libras (885 millones de euros) de aquí a 2030.

La inversión ayudará al sector a crear más de 40.000 nuevos puestos de trabajo, así como a doblar el número de aprendices y graduados nucleares y cuadriplicar el número de especialistas y doctorados.

El Ejecutivo destinará además 200 millones de libras (unos 230 millones de euros) a la planta de construcción de submarinos nucleares de Barrow-in-Furness (noroeste de Inglaterra) y un mínimo de 20 millones (23 millones de euros) al año durante la próxima década.

La intención es transformar todo el área para hacerla más atractiva para vivir y trabajar en ella.

El plan será detallado en la tarde del lunes por el ministro de Defensa, Grant Shapps, en una intervención en el Parlamento.

“Proteger el futuro de nuestra disuasión nuclear y de la industria de energía nuclear es una misión nacional crítica. En un mundo más peligroso, la continua disuasión nuclear marina del Reino Unido es más vital que nunca. Y el nuclear consigue energía más barata y limpia para los consumidores”, dijo Sunak, según el comunicado.

Publicidad