Publicidad

Londres, 18 ene (EFE).- El primer ministro británico, Rishi Sunak, instó este jueves a la Cámara de los Lores (alta, no electa) a que no obstruya el proyecto de ley para enviar inmigrantes indocumentados a Ruanda que anoche aprobó la Cámara de los Comunes (baja).

Sunak afirmó que la ley es “una prioridad nacional urgente” en una rueda de prensa en Downing Street, en la que subrayó que “ya es hora de que puedan despegar los vuelos” hacia el país africano.

El líder conservador logró el miércoles que la cámara baja respaldara el polémico texto por 320 frente a 276 votos, pese a las amenazas de rebelión previas de numerosos diputados del ala derecha de su formación.

“La única cuestión ahora es si la oposición en la Cámara de los Lores intentará frustrar la voluntad del pueblo o si se sumarán a hacer lo correcto”, dijo a los periodistas.

Sunak señaló que la cámara alta, cuya función es escrutar la legislación pero no puede vetarla, “debe tramitar la ley rápido y sin enmiendas”.

El dirigente exhortó a los Lores a no retrasar el proyecto con propuestas de cambios por su interés en que los vuelos hacia Ruanda despeguen en primavera, después de que un primer intento en junio de 2022 fuera bloqueado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

La nueva ley sobre la Seguridad de Ruanda (Asilo e Inmigración) define a Ruanda como un país seguro, entre otros elementos destinados a mejorar un plan migratorio que el pasado noviembre fue declarado ilegal por el Tribunal Supremo.

Algunos lores han expresado su inquietud por que la legislación quiera convertir en decisiones políticas lo que serían competencias del poder judicial.

Pese a la victoria de anoche, el Gobierno de Sunak ha quedado debilitado al exponerse las divisiones en su partido, en un año de elecciones generales en el Reino Unido.

Un encuesta publicada hoy por ‘The Times’ sitúa al Partido Laborista en cabeza con un 47 % del voto, con los conservadores en caída libre en un 20 % y un 8 % para los liberaldemócratas.

El Reform UK, heredero del antiguo Partido del Brexit, recibe un 12 %, con un 7 % para los Verdes.

Publicidad