Publicidad

Chicago (EE.UU.), 17 mar (EFE).- La polaca Iga Swiatek, que ganó este domingo su segundo título en Indian Wells, reconoció que le tomó un tiempo acostumbrarse a la presión de ser la número uno del mundo y que al principio “fue una locura”.

EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

“Me acuerdo de todo, fue una locura. Estoy orgullosa de la forma en la que me adapté a todos los desafíos que tuve que afrontar. Primero, convertirme en número uno, luego sentirme cómoda con eso y aprovecharlo en la pista, siendo el objetivo de muchas jugadoras que me querían ganar”, dijo Swiatek en la rueda de prensa posterior al partido, al repasar cuando se convirtió en número uno en 2022.

“También comenzar la temporada siguiente como número uno, así que estoy feliz por cómo gestioné todo”, agregó.

La polaca dominó la final de Indian Wells contra la griega María Sakkari y consideró que el hecho de haber ganado ya este torneo, así como otros eventos en pista rápida, le permiten sentirse más cómoda.

“Estoy muy orgullosa, súper feliz. Incluso si en este torneo puede parecer que siempre tuvo todo bajo control, no fue tan fácil desde el principio”, consideró.

“Estoy feliz por haber crecido durante el torneo. Me sentí muy bien en los últimos dos partidos, mucha confianza. Estoy orgullosa”, añadió.

Publicidad