Publicidad

Buenos Aires, 3 abr (EFE).- La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el principal sindicato que agrupa a los empleados del sector público en Argentina, lidera este miércoles una jornada de protestas en el país suramericano por los despidos masivos en el sector público ejecutados por el Gobierno del ultraliberal Javier Milei.

Personas participan durante protestas este miércoles en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Los manifestantes de ATE se movilizan frente a las sedes de varios organismos públicos, algunos de ellos ya disueltos por el Ejecutivo argentino en el marco de su plan económico de austeridad y recortes.

Personas protestan este miércoles en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Frente a la Secretaría de Trabajo se han concentrado afiliados de varios gremios en una de las mayores movilizaciones vividas en la mañana del miércoles.

Gustavo Sanz Cerbino, delegado de ATE en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), confirmó a EFE que en este organismo se formalizaron 89 despidos en la última semana de marzo.

“(El ajuste de Milei) está recayendo sobre gente que cumplía con su trabajo y lo mismo está ocurriendo en todos lados”, dijo, y vaticinó nuevas oleadas de despidos en los organismos públicos en los próximos meses.

En marzo, se suspendieron 15.000 contratos en el sector público, notablemente menos que los 70.000 con los que el mandatario argentino llegó a especular a mediados de la semana pasada.

Miembros del Ejecutivo de Milei aclararon posteriormente la cifra ofrecida por el presidente, y matizaron que sí serán 70.000 los puestos de trabajo que el Gobierno revisará en los próximos meses.

Por su parte, el secretario de organización de ATE, Hugo Bellón, manifestó a EFE el desacuerdo del sindicato con los despidos de empleados con hasta 15 años de antigüedad en el sector público.

Otras sedes como la de la Cancillería, el Servicio Meteorológico Nacional y el ya extinto Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) han sido escenario de las primeras protestas de la jornada, en medio de un importante despliegue policial.

En algunos casos, como en el edificio del Inadi, los manifestantes trasladaron su protesta al interior de las sedes, protagonizando “tomas de edificios”.

El secretario general de ATE a nivel nacional, Rodolfo Aguiar, difundió en sus redes sociales un video en el que aparecen agentes policiales desplegados en el interior de un inmueble junto a un breve mensaje.

“Se están llenando de policías las dependencias públicas. No hay plata (dinero) para comprar comida, no hay plata para comprar remedios, pero sí hay plata para reprimir”, aseguró el dirigente.

Por su parte, el portavoz presidencial, Manuel Adorni, aclaró que los hechos que acontezcan “fuera de la ley” tendrán “las consecuencias correspondientes en cada caso”.

Adorni especificó en su conferencia de prensa diaria en la Casa Rosada (sede del Gobierno) que en marzo se procedió a no renovar 15.000 contratos públicos.

ATE y otras importantes agrupaciones sindicales de Argentina han mostrado su oposición a los planes económicos de Milei y han llevado a cabo huelgas y movilizaciones en distintos gremios del país suramericano.

La próxima medida de fuerza se llevará a cabo el jueves, cuando la Confederación de trabajadores de la educación de la República Argentina (CTERA) ha convocado a una huelga general a los trabajadores docentes de todo el país.

Publicidad