Publicidad

Praga, 23 mar (EFE).- Eslovaquia elige este sábado al sucesor de Zuzana Caputova al frente de la jefatura del Estado, en unos comicios que se desarrollan con tranquilidad y escasos incidentes, según la comisión electoral central, y de los que no se esperan que salgan un ganador que obtenga la mayoría absoluta en la primera vuelta.

Caputova acudió a votar en la localidad de Pezinok, cerca de la capital eslovaca, Bratislava, donde acentuó la importancia de ejercer este derecho para que su sucesor tenga la “mayor legitimidad posible”.

“Invito a todos los ciudadanos de la República Eslovaca a participar en las elecciones, porque es importante que el futuro Jefe de Estado tenga la mayor legitimidad posible”, afirmó Caputova, cuyo mandato de cinco años finaliza en junio.

El favorito de estos comicios, el político socialdemócrata Peter Pellegrini, que actualmente preside el Parlamento y lidera la formación gubernamental La Voz (“Hlas”), también instó a la ciudadanía a votar por los mismos motivos que esgrimió la presidenta saliente.

“Cada elección es una celebración de la democracia y, por lo tanto, la gente debe hacer uso de su derecho constitucional en cualquier elección, cuando tiene una oportunidad única de influir en los asuntos públicos”, destacó Pellegrini.

El exministro de Exteriores Ivan Korcok, al que las encuestas auguran que también pasará a una segunda vuelta que tendrá lugar el 6 de abril, también instó a sus conciudadanos a acudir a las urnas.

Hay además otros siete candidatos que concurren a estos comicios por sufragio universal directo, pero no tienen, según los sondeos previos a estas elecciones, probabilidad de superar este primer escollo de hoy.

Pellegrini supone el refrendo de las políticas del Ejecutivo de coalición de populista de izquierdas y la ultraderecha, encabezado por Robert Fico, que ha llevado a un enfriamiento de relaciones con Ucrania y EE.UU, y una llamada a negociar la paz con Rusia sin garantías de integridad territorial para Kiev.

Korcok aboga por ayudar militarmente a Ucrania, algo en lo que coincide con la oposición progresista y liberal.

Los colegios electorales cierran a las 21.00 GMT, cuando empezará un escrutinio que puede seguirse en vivo.

Publicidad